Publi-5

lunes, enero 01, 2018

Hoy, receta: Arroz con garbanzos

Llegas a casa, no tienes ganas de ponerte a cocinar, pero ya estás hasta los mismísimos de hacerte ensaladas, calentar pizzas precongeladas y el socorrido pan con tomate y jamón ya te sale por las orejas... ¿qué hacer?. Esta pregunta que todo el mundo nos hemos hecho en un momento o en otro, tiene una solución sencilla, rápida y nutritiva que, en poco más de media hora, permite hacerte un plato de cuchara sabroso y que te dejará bien colmado: Un arroz con garbanzos.

Para este plato para 3 personas necesitamos:

  • 1 cebolla mediana
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 180 gr. de arroz redondo
  • 300 gr. de garbanzos cocidos
  • Aceite de oliva 
  • Sal

Comenzamos cogiendo la cebolla y, después de pelarla (obvio, pero siempre habrá algún despistado), la cortamos en trozos pequeños y, en una cazuela con un chorreón de aceite, le ponemos un pellizco de sal, la salteamos y la sofreímos con el fuego a 3/4 de su potencia.

Sofreímos la cebolla
Cuando ya esté trasparente, le tiramos el arroz y le damos vueltas a fin de que se dore un poco y absorba el líquido que quede de sofreír la cebolla. Es lo que en catalán llamamos "rossejar" y, a mi parecer, es uno de los pasos más importantes para que un arroz quede bien.

Doramos el arroz antes de echarle el caldo
Cuando el arroz ha secado el poco líquido que quedaba y empieza a tomar un poco de color (no nos pasemos tampoco) le tiramos el litro de caldo de pollo y, a partir del momento en que vuelve a hervir, contamos 20 minutos, que será el tiempo que tarde en hacerse el arroz -al menos a nivel del mar, y ponemos el fuego a media potencia. Si os gusta más caldoso, lo tapáis para que no se evapore todo el caldo y si os gusta más seco, dejadlo abierto vigilando que no se os queme por falta de líquido, en cuyo caso le podéis tirar un vaso de agua para que acabe la cocción.

Dejamos cocer 20 minutos
Cuando falten 5 minutos para cumplir los 20 minutos de cocción del arroz, le añadiremos los garbanzos. Como ya están cocidos, no hace falta tenerlos más tiempo, si no, se desharían todos.

Cuando falten 5 minutos, añadimos los garbanzos cocidos
Removeremos un poco para que los garbanzos queden repartidos por el arroz y acaben de coger el sabor del caldo. Será el momento de probarlo y rectificar de sal.

Cocemos hasta cumplir los 20 minutos de ebullición
Dejamos que el conjunto acabe de cocer y cuando sean los 20 minutos, lo apartamos y servimos en plato hondo.

Un buen plato, barato, fácil y rápido que puede ayudar a restaurar algún sufrido estómago, sobre todo en las temporadas más frías del año. 

¡Buen provecho!

Un plato barato, fácil y rápido: Arroz con garbanzos
Otras recetas en Memento Mori:

4 comentarios:

Roberto Bahamonde Andrade dijo...

Hola. Una variante más lenta, pero más rápida a fin de cuentas, es empezar con los garbanzos crudos y agregar el arroz cerca del final.

¿Y cómo se dice "rossejar" en el castellano de España? En castellano chileno se dice "granear" formado a partir de "arroz graneado" (el que no es un mazacote, gracias a este procedimiento). Saludos y buen provecho.

Ireneu Castillo dijo...

Gracias, Roberto, igualmente!
A ver... más rápido no se yo si será, ya que para cocer los garbanzos desde crudos, se necesitan varias horas. Eso sí, mejores posiblemente sí sean. Respecto lo que me preguntas, pues la verdad es que en castellano de Barcelona no se como se dice «rossejar», aunque seguro que tiene su nombre. Tendré que investigar un poco.
Gracias por la visita y buen provecho! :-)

Jaime Santamaria dijo...

Hola. Nacarar el arroz en castellano de Madrid. Curioso y sabroso el post de hoy .Buen provecho y un saludo.

Ireneu Castillo dijo...

No conocía esta forma de decirlo. Al menos por Barcelona no se utiliza y, por lo que he podido comprobar, la mayoría le llama "dorar" que posiblemente sea la mejor traducción de "rossejar". Más que nada porque viene de "ros" (rubio) y vendría a significar "volver rubio", por lo que "dorar" no iría muy desencaminado.

Gracias Jaime por tu aportación y porque te guste este artículo, que aunque se escape de la temática general histórica, entre las fiestas y un gripazo del 15 que he pillado, no hay forma de acabar el artículo de historia que tengo a medias. Con todo, miraré de ir poniendo nuevas recetas ya que la cocina es uno de mis hobbies favoritos. Saludos y gracias de nuevo por tu visita.