Publicidad

sábado, julio 31, 2010

Vías de justicia interesada.

Hoy el juez de Gavà ha dado carpetazo al asunto del atropello del tren durante la verbena de San Juan en la estación de Castelldefels. El juez, ha dictaminado que objetivamente no se puede determinar falta alguna más allá de la imprudencia temeraria de los propios afectados al cruzar por un sitio prohibido y por ello ha dictaminado el archivo del caso. Sin embargo, ello no ha gustado al gobierno ecuatoriano, el cual ha apelado el cierre del caso. ¿Interés en esclarecer el caso? Permítanme que lo dude.

Resulta muy curioso que los gerifaltes de Ecuador se hayan tomado tan a pecho el asunto del atropello por el tren, máxime cuando cada día se producen altercados que afectan a la comunidad ecuatoriana en Catalunya y no trasciende que la embajada tome un semejante partido en aclarar las causas. La gran diferencia que hay entre este y otros incidentes es la gran cantidad de afectados de Ecuador (casi 30 personas entre heridos y muertos) que en caso de determinarse que ha habido negligencia de algún tipo cobrarían una auténtica millonada que repercutiría, directa o indirectamente, en las arcas del país sudamericano. No hay nada como ver cuatro euros juntos para ser un adalid de la justicia.

Por desgracia para los “nobles” intereses del gobierno de Ecuador, todo da a entender que no ha habido negligencia de ningún tipo, ni por parte del conductor -que actuó correctamente, no iba bebido, e iba a una velocidad inferior a la máxima permitida- ni por parte de Adif, que como gestora de la infraestructura de la estación tenía correctamente señalizada las salidas, túneles y la prohibición expresa de cruzar las vías. Ello significa que los afectados fueron los únicos responsables de su tragedia y por tanto no tienen derecho a ninguna indemnización. Y eso, cuando los ojos les hacían chiribitas con el dinero a recibir, es muy duro.

Es en esta tesitura que el gobierno ecuatoriano, amparándose hipócritamente en el derecho a llegar al fondo del asunto, intentará mantener abiertas más vías que Acebes con el 11-M. La negligencia, no puede estar...¡HA de estar! Y hará lo imposible para que así sea, aunque los hechos confirmen tozudamente una y otra vez que la culpa fue única y exclusivamente de los que inconscientemente se saltaron las normas.

El derecho a la Justicia nos asiste a todos, pero lo que debiera servir para poder esclarecer responsabilidades, se ha convertido en un vulgar mercadeo con un objetivo meramente pecuniario. Realmente, si el gobierno de Ecuador actúa así con todo, no me extraña que aquella gente quiera venir hacia aquí en manada.

Los pobres tienen un serio problema.


Como ya no puede enviarme dinero, a ver cuanto puedo sacar por él.

viernes, julio 30, 2010

El miedo al camino abierto.

Hoy el PP ha presentado al Congreso de los Diputados su iniciativa para blindar los toros como "bien de interés cultural" para que de esta forma evitar que puedan ser prohibidos en todo el territorio nacional. Hasta tal punto temen la iniciativa catalana, que antes que otras comunidades periféricas osen seguir el camino de Catalunya y lleven la democracia allí donde no le interesa al nacionalismo español, han corrido a poner un torniquete legislativo para intentar parar la sangría que se avecina y que se intuye durísima. Lo curioso es que las comunidades autónomas tienen traspasadas todas las competencias sobre espectáculos públicos, por lo que no se podría actuar globalmente. Lo indignante es que los populares reclamen "libertad" y "democracia" pasándose la democracia por el forro. ¿Hipócritas?...¡no, que va!

Galicia y el País Vasco están moviéndose para la prohibición, y aunque las tradiciones taurinas tanto de unos como de otros no es que sean muy destacables -son incluso menores que en Catalunya-, la simbología españolista no puede permitir que las "colonias" se deshagan de uno de los símbolos más netamente españoles. Por lo visto, ya tuvieron bastante con que Argentina prohibiera las corridas de toros cuando se independizó de España, y no están dispuestos a que ello vuelva a ocurrir. Harán lo que sea para ello.

A todo ello, algo que está pasando inadvertido es el papel de las entidades antitaurinas y de defensa de los animales en todo este embrollo. En su obsesiva lucha contra lo taurino y el maltrato que ello comporta, han encontrado el filón de aprovechar el debate identitario para su provecho. Si existe la más mínima posibilidad de poder avanzar por aquí, no dudarán en aprovecharse e intentarán atiar las hogueras de las pasiones nacionalistas para, como pescador en aguas revueltas, conseguir una abolición que llevan ansiando desde hace mucho tiempo. El objetivo es loable, pero los métodos harían las delicias de Maquiavelo.

El próximo objetivo de estos grupos son los "correbous", pero aquí van a picar en hueso debido a que no pueden hacer servir el nacionalismo como herramienta para conseguir sus objetivos. A excepción de los toros embolados, los "correbous" son incruentos y en ninguno de los casos se pone en peligro la vida del animal, por lo que la prohibición estaría fuera de lugar. Además, son fiestas populares muy arraigadas, que difícilmente movilizarán a los políticos y la sociedad de la misma forma que lo hacen las corridas, lo cual dificultará enormemente la progresión de las entidades abolicionistas en estos espectáculos.

Sea como sea, los toreros profesionales están que trinan ya que ven en la prohibición el fin de su bien pagada forma de vida. Forma de vida que, al mejor estilo de los futbolistas, han podido desarrollar sin tener necesidad de formarse lo más mínimo y que ahora, si se prodigan las prohibiciones, van a echar en falta. Personalmente no me imagino a Jesulín de Ubrique trabajando de administrativo en una empresa como no pueda vivir de los toros. Normal que duela.

Sin embargo, lo que no es nada normal es la actuación de Enrique Guillén, el torero badalonés, que con la rabia en el cuerpo, no se le ocurrió mejor cosa que ir ayer a la sede de Esquerra en el ensanche barcelonés con su mujer y un par o tres de personas más, y liarla parda. Guillén y sus acólitos, al grito de "por vuestra culpa me voy a quedar sin trabajo" han empezado a agredir a los presentes y a destrozar la sede con vuelo de sillas y un herido incluido. Si los 1400 despedidos de Viajes Marsans hicieran lo mismo por haber perdido su trabajo, las hordas de Atila y los Hunos hubieran sido monjas carmelitas a su lado.

En definitiva, lamentable espectáculo el que ha dado el torero catalán, que si pretendía de esta forma defender los toros, lo único que ha hecho ha sido dejar en evidencia su chulesca y escasa cultura, dar pruebas de su violencia innata y dar argumentos a espuertas a los que piensan que las corridas son una barbarie retrógrada que han de desaparecer cuanto antes mejor.

Amén.

"Neanderthalito de Atapuerca", después de una buena faena.

jueves, julio 29, 2010

Prohibición de matar.

Algo importante se ha hecho en el Parlament cuando más de 300 periodistas de todo el mundo estaban acreditados para ver cual iba a ser el resultado de una votación. Algo más importante se habrá hecho cuando una resolución de este Parlament ha gustado a todo el mundo -y cuando digo, todo, quiero decir todo- menos a la España más cañí y carrinclona. Y si, por si fuera poco, han habido madrileños que han brindado en Madrid, en plena Puerta del Sol, por la prohibición de los toros en Catalunya, ya quiere decir que hemos cortado el rabo, las dos orejas y dado la vuelta al ruedo en hombros... por poner un símil taurino. Y no es para menos.

Sabido es que el asunto de los toros ha sido manipulado totalmente tanto por las fuerzas nacionalistas españolas como por las catalanas, que se han tirado los trastos a la cabeza acusando de utilizar las corridas los unos como símbolo antiespañol y los otros como símbolo de españolidad, llegando a dejar en segundo plano la verdadera razón de ser de la prohibición: el sinsentido de la crueldad gratuita con los animales. 

Sin embargo, sea como sea, y por mucho que al PP y a sus quintacolumnistas de Ciudadanos, les haya sabido a cuerno quemado, el nacionalismo catalán lo tenía muy fácil para dar la estocada a los toros, ya que defender los toros es ir contra natura tal los tiempos que corren. Incluso a nivel internacional, los que han quedado como rayanos la barbarie son los pro-taurinos españoles, mientras que los anti-taurinos y Catalunya se han puesto una medalla como una pizza de grande. El Twitter sacaba humo esta mañana de tanta felicitación de todas partes del mundo a Catalunya por la prohibición de los toros (efectiva en enero de 2012, no olvidemos).

El PP, haciendo gala de su intrínseco poso democrático, no ha asumido el resultado con mucha deportividad que digamos, y le ha faltado tiempo para amenazar al Parlament de forma chulesca -bueno, como siempre- , con un pueril "¡A Papá y Mamá, vas!" para anular la prohibición desde Madrid y poder pregonar a los cuatro vientos que Catalunya es más española que la tortilla, y que se van a chupar los toros quieran o no como símbolo vivo de que esto es España. Los tics de más de 40 años de franquismo cuestan de controlar.

Prohibir no es el camino, evidentemente, pero en un país pícaro por antonomasia en que lo que no se prohíbe expresamente significa que se permite, no tendría mucho futuro una reglamentación, más que nada porque se la iban a pasar por el forro tal como hacen con la reglamentación de no acceso de menores y hay gente tan sádica y enferma que si se volvieran a hacer luchas de gladiadores con fieras, seguro que llenarían los circos.

El espectáculo taurino con muerte, no por habitual y repetido es más humano, por lo que igual que se suspendieron el tradicional lanzamiento de burros desde las iglesias o arrancar el cuello a las ocas a lo bestia, esta "fiesta"-dejémoslo en negocio- tiene que ser abolida aquí y en el mundo entero. El gran handicap para su conservación es que las corridas han de tener su cuota de muerte para ser "corridas" y un espectáculo basado en la violencia y en el derramamiento de sangre (ya sea del toro, del caballo o del torero), créanme que no puede ser bueno. 

Curiosamente, nadie se queja de los toros a la portuguesa, en que no se mata el toro y en que los "forcados" se juegan la vida igualmente al parar la embestida de un toro de quinientos kilos únicamente con su cuerpo.  Pero en España eso no gusta: falta el punto de insano sadismo que acompaña el festejo (o si no, que se lo digan a los toros de Coria).

Los tiempos cambian y en Catalunya nos hemos avanzado, y por mucho que se nos critique desde lo más profundo de la reaccionaria meseta, vamos por delante y el resto del mundo se congratula.  Y es que una cosa es divertirse con el toro por tradición mediterránea (vaquillas, encierros, "correbous"...) y otra deleitarnos haciendo mal a un animal, que por muy fiero que sea, no deja de ser más que un ser vivo como nosotros , imponente y poderoso, al cual convertimos en pelele para superar nuestros complejos de inferioridad.

La próxima lucha, las granjas-fábricas de foie.

Todo llegará.

Matar no es imprescindible para hacer espectáculo.

miércoles, julio 28, 2010

Conciencia forzosa.

Hoy se ha publicado la noticia de que el área metropolitana de Barcelona ha sido la que menos agua ha gastado durante todo el año 2009, con un consumo por persona y día de 108.51 litros. El dato no es baladí y, por el contrario, es algo por lo cual vale la pena que nos congratulemos todos por lo que significa de concienciación social mediambiental. O no.

En todos los artículos que he podido leer al respecto, se remarca el grado de conciencia colectiva en el momento de ahorrar agua al ser un bien escaso en esta zona de Europa, poco agraciada con las lluvias que suelen regar gran parte del continente. Sin embargo, no se hace especial mención a lo que realmente ha provocado que la gente gaste menos en agua que un calvo en peines.

Es muy posible que si le preguntamos a la gente, nos diga que lo hace por ecologismo, por ser un bien escaso y mil historias que quedan muy bien delante del encuestador, pero les puedo asegurar que si no se tuviera que pagar cinco veces más en impuestos que en el agua realmente consumida, Barcelona no seria, ni de lejos, el primero de la lista.

En un momento de crisis como el actual, la gente reduce gastos de donde sea y dadas las tasas descomunales que se incorporan al recibo del agua a sabiendas que la gente no puede prescindir de un bien básico -tramos mínimos, iva, tasa para el tratamiento de residuos, etc.- la gente se lo piensa dos veces antes de abrir el grifo y en vez de ducharse una vez al día, lo hace una vez al mes. Para desgracia de la pituitaria del vecino de asiento, claro...

No obstante, donde ya es desorbitada la "clavada" del agua es en los pequeños negocios, que con la excusa de que es un comercio, te cobran unos 70 euros trimestrales como tramo mínimo por el sólo hecho de tener el agua en la tienda. Si el negocio es una zapatería o una tienda de ropa, ya me explicará qué negocio hará con un agua pagada a precio de oro.¡Si sale más barato fregar el piso con sifones! Resulta lógico que no se abra el grifo más que en las fiestas patronales, y siempre que no caigan en año bisiesto.

Pero aún no se acaba ahí la cosa, ya que al cúmulo de "razones medioambientales" especificada anteriormente, se ha de añadir que el sabor del agua que recibe buena parte de la población, sobretodo la que se nutre del agua del Llobregat, es auténticamente repulsiva, por lo que la gente ha de gastarse sus buenos dineros en comprar agua embotellada. Si el agua del grifo no supiera a rayos fritos, todo este consumo se tendría que añadir a la cantidad total de agua consumida. De esta forma, no quedan registradas y las estadísticas quedan magníficas.

En definitiva, que si en vez de vivir mayoritariamente en pisos viviésemos en casas con jardín, si no pagásemos la barbaridad que se paga por el agua, si no hubiera la crisis que hay y no fuera auténtica agua de Carabaña lo que sale por el grifo... ya le iba a decir yo a usted por donde se iba a pasar el conjunto de la población barcelonesa la conciencia ecologista. 

Se lo imagina, ¿verdad?.

Ecologistas en acción contra el malgasto de agua.

martes, julio 27, 2010

La muerte de los toros.

Si hay algo que no se puede negar es el arte al artista, y el torero lo es. Si hay algo contra la cual ha de luchar toda la sociedad sin excepción es contra la violencia, y los toros lo son. Este es el gran debate que ocupa apasionadamente a los antitaurinos y protaurinos en Catalunya durante estos días. Polémica tanto más agria cuanto, una vez más, los nacionalismos español y catalán han utilizado esta tradición para llevar el agua al molino de su conveniencia dejando en segundo término las razones objetivas que existen tanto para su conservación como para su abolición. Como pasa siempre, y en los toros no iba a ser una excepción, ni todo es "ensabanado"(blanco), ni todo es "zaíno" (negro).

Catalunya en general, y Barcelona en particular, tiene una gran tradición taurina que no se puede negar sin cerrar los ojos a tradiciones, muchas veces centenarias, tales como los Correbous de Cardona, Amposta, Badalona, Santpedor o Vilanova i La Geltrú. En Barcelona ciudad, la primera plaza de toros -El Torín- se construyó en 1834 y estuvo en funcionamiento en solitario hasta que se construyó la plaza de Las Arenas (1900), ya que aquella se había quedado pequeña. Tanta afición había que se tuvo que hacer una tercera en 1914, la Monumental, funcionando todas hasta 1923. Vistos estos antecedentes, decir que los toros no son tradición catalana es equivalente a decir que el fútbol tampoco lo es.

Sin embargo, hemos de tener en cuenta que los toros provienen de una época en que era todo muy diferente a la actualidad. En aquellos entonces, el deporte tal y como lo entendemos hoy no existía, tampoco existían los fines de semana -se trabajaba todo el año de sol a sol-, la sociedad era eminentemente rural, y no había ninguno de los entretenimientos masivos que existen en la actualidad. Si a todo esto añadimos una sociedad dura, en que las fiestas patronales eran de los pocos eventos que aligeraban el sufrimiento diario, que el trato con los grandes animales era diario, y que la vida humana tenia tan poco valor como la de los animales, se entiende la progresión ascendente de los espectáculos taurinos en Catalunya.

Ahora, la sociedad ha cambiado totalmente, la gente coge un coche y se va a 200 kms a pasar la mañana, la televisión emite más de 40 canales, la radio emite las 24 horas, se organizan conciertos multitudinarios y se practican decenas de deportes de equipo que ocupan a centenares de miles de personas cada día. Si añadimos el cine, las videoconsolas y los ordenadores, el horizonte del ocio se extiende hasta el infinito y más allá, dejando a los toros como relicto "demodé" de tiempos pasados.

El problema añadido de los toros es que, en el caso de las corridas, sobretodo, el espectáculo es sangriento, y lo que otrora era una cosa habitual (en cada casa se mataban conejos, pollos y cerdos para autoconsumo), que "adecentaba" y elevaba a la categoría de arte el sacrificio de un animal -porque se consumía, en ningún caso se tiraba-, ahora ha quedado transformado en algo bárbaro y sin sentido.

Atrás quedaron las épocas en que los caballos salían ante los toros sin petos y quedaban despanzurrados en medio de la plaza entre los vítores de 20.000 personas.  La misma sociedad, en el proceso de "feminización" en que está inmersa desde hace décadas -auge de la expresión libre de los sentimientos y de la empatía conjugada con un descenso notable de la violencia- ya obligó a poner petos a los caballos, prohibió el acceso a niños y otras medidas similares. Los caballos, encima, eran cada vez más escasos y el precio podía superar el del propio toro. Todo ha cambiado.

La sociedad, por suerte, ha evolucionado, y los toros no tienen sentido en una sociedad cada vez más pacifista y no violenta. La fiesta sólo puede existir en la medida que se adapte a las reglas que la misma sociedad que la promovió imponga, modificándola y posiblemente desvirtuándola hasta que sea prácticamente irreconocible a lo que conocemos hoy como "toros". A parte queda la utilización partidista de los toros por extremistas de uno y otro color, que lo único que ha hecho ha sido prolongar una agonía de un espectáculo que está estoqueado y herido de muerte pero que se resiste a morir. Ya lo dijo un aficionado el domingo en la Monumental: "muchos gritos y muchas banderas, pero desgraciadamente somos cuatro".

Y es que, ¿cómo pretendemos que a nuestros hijos les guste la muerte de un toro en directo, si sólo conocen los pollos a l'ast y tienen un conejo como mascota?

Imposible.

Esto es lo más parecido a un toro que ha tocado la gente.

lunes, julio 26, 2010

Trenes nuevos, indignidades antiguas.

Este fin de semana ha vuelto a ser un fin de semana trágico en las carreteras catalanas, donde se han producido 6 muertos por diferentes causas. Las autoridades, por su parte, nos reclaman prudencia y una mayor utilización de los transportes públicos para evitar la sangría de vidas humanas sobre el asfalto. Sin embargo, hoy he cogido el tren de la costa que recorre el Maresme, y a la vuelta, el tren, más que un tren era una rara mezcla entre una cámara frigorífica, un vagón de transporte de ganado y una lata de sardinas. ¿Esta es la alternativa que se nos ofrece?

Durante los últimos años, los convoyes de ésta línea que transporta a la gente de Barcelona hacia las playas de la costa norte, han disfrutado de mejoras notables tanto en comodidad (aires condicionados eficientes) como en capacidad (eliminación de la compartición interna), al haber incorporado nuevas unidades que han sustituido los antiguos trenes que llevaban más de 20 años en funcionamiento. Por desgracia, y a pesar de las mejoras añadidas, los fines de semana de verano continúan atestándose hasta límites infrahumanos, anulando de facto la eficacia de las mejoras en los trenes, debido todo ello a que los responsables de esta línea (actualmente la Generalitat) continúan aplicando unos pasos de trenes totalmente dislocados respecto las necesidades de los usuarios: No tiene sentido que sabiendo el consumo masivo de playa de los habitantes del área metropolitana de Barcelona durante los fines de semana de verano, se establezca un paso de un tren cada media hora como si un día cualquiera se tratase.

La gente quiere pasar un día tranquilo olvidando los coches y aprovechando que el transporte público deja directamente en las playas, pero tanto a la ida, como a la vuelta, el hacinamiento de gente dentro de los vagones es auténticamente bochornoso, haciéndote dudar seriamente entre coger el tren o coger el coche. Una cosa es tener conciencia social y otra tener que dejarte en tu casa la dignidad como persona si quieres montar en tren: oler el sobaco del guarro de turno en primera fila no es del gusto de todo el mundo.

¿Porqué no se aumenta la frecuencia de trenes los sábados y domingos a un tren cada 15 minutos, por ejemplo? Con esta simple acción estamos aumentando al doble la cantidad de trenes que traen y llevan a la gente, y estaríamos aumentando la eficacia y comodidad de este transporte público en las épocas del año en que se dispara el uso de esta infraestructura. Pero los años pasan y continúan sin cambiar los horarios; continúan las masificaciones y el disgusto de los usuarios. ¿Porqué?

No hay duda que razones económicas y/o de convenio laboral del colectivo de ferroviarios son las que subyacen ante esta situación indignante, pero lo que no puede ser es que, desde las instituciones, por un lado se esté castigando el uso del transporte privado y machacando hasta la nausea el uso de los transportes públicos, y por el otro se permita que por vete a saber qué excusas, se siga sin ofrecer un servicio público con la mínima calidad. El tufo a hipocresía enrarece el ambiente.

Señores responsables de Cercanías de Catalunya, cómo se nota que ustedes no utilizan para nada estos trenes. Las mejoras de esta línea no se acaba con incorporar unos trenes de lujo como parece que piensan, ya que si por ahorrarse dinero en sueldos dejan que toda Barcelona tenga que coger el mismo tren a la vez, la inversión millonaria efectuada no sirve absolutamente para nada.

En vez de ello, el mero hecho de aumentar las frecuencias ya hubiera hecho innecesario -al menos temporalmente- el incorporar nuevos convoyes por el ahorro que ello conlleva, ya que ese sutil detalle sin importancia para ustedes, implicaría no tener que llevar continuamente los trenes al límite físico de sus capacidades y, por tanto, un alargamiento en la vida útil de los trenes utilizados.

Una gestión correcta de una infraestructura como ésta no implica tanto un aumento de gasto como un aumento del uso de las neurona de sus gestores.

¡A ver si se aplican el cuento!

Imagínenselo con 2.000 personas dentro.

domingo, julio 25, 2010

Prepotentes acorralados.

Quien más, quien menos, va a tener durante los próximos días /semanas /meses, unas merecidas vacaciones, premio a toda una temporada de duras horas de trabajo y stress. Pues bien, como a esos señores que están en la torre de control de su aeropuerto, no se les dé lo que piden, si usted ha planificado -y pagado- unas vacaciones con viaje de avión, se las va a comer con patatas y se va a tener que ir a casa de su suegra a pasar el verano si quiere sentir emociones fuertes durante su período de asueto. Así de simple... y así de perverso.

Nadie mínimamente honesto se atreve a negar que se está haciendo una huelga en toda regla cuando una cuarta parte de la plantilla se toma una baja a la vez. Pues bien, esto es lo que afirman repetidamente estos trabajadores públicos, llave de vuelta del espacio aéreo español. ¿Alguien en su sano juicio, puede creer la más mínima palabra de lo que digan para defenderse si están mintiendo de forma tan flagrante y descarada?. Evidentemente, no.

Si algo bueno ha tenido la crisis es que la falta de dinero ha puesto entre la espada y la pared la economía del país, por lo que se ha obligado al gobierno a poner en solfa -se quiera o no- los desmanes presupuestarios de algunos colectivos, entre ellos los controladores. Dada esta situación, José Blanco -el ministro de Fomento español- ha tenido que ponerse duro (mal que le pese) para que las cuentas salgan, y ha debido oponerse a las prebendas y privilegios de esta gente, para gozo de sus “señorías”, claro.

El problema del asunto, no está en que cobren unos 350.000 euros de media por controlar el espacio aéreo, sino que aduzcan stress, una larga jornada laboral y falta de vacaciones para justificar su pornográfico sueldo a cargo del erario. El hecho de que digan que no cobran dinero público, porque cobran de lo que pagan los viajeros, es tener una jeta de cemento armado y añadir otro agravio más a ojos del resto de la sociedad española, que haciendo más horas que un reloj y con responsabilidades muchas veces por encima de sus obligaciones y sueldos, no llegan a fin de mes ni locos.

Tan acorralados están, por un lado por la Seguridad Social -estudiando con lupa todas y cada una de las bajas, haciéndolos volver al trabajo a la fuerza-, por la opinión pública y por el propio gobierno -que amenaza con contratar controladores privados y utilizar controladores militares-, que no dudan en negar la huelga e incluso en desprestigiar al colectivo de controladores militares -insinúan que son un peligro por su inexperiencia- cuando estos mismos controladores están hasta el moño de llevar aeropuertos militares abiertos al tráfico civil, tal es el caso de los aeropuertos de Zaragoza o de San Javier (Murcia).

Resulta una pena que haya tenido que venir “la forzosa” para bajar los humos a la prepotencia y soberbia de un colectivo que, por estar en el punto más débil de la cadena, pretende aprovecharse de su posición estratégica para chantajear a todo un país, justo ahora en que la crisis está golpeando tan duramente a toda la sociedad española.

Lamento informarles, señores controladores, que nadie es imprescindible.

Ni tan siquiera ustedes.


Enlace sindical de los controladores departiendo con el Rey.

sábado, julio 24, 2010

Dioses en el cajón.

No entenderé jamás cómo, en un estado como España, que se define "aconfesional" y en el cual existe la libertad de culto, se permita proveer a ningún colectivo de un sitio para ejercer sus ritos a cuenta del estado, ya sea proveyendo de terrenos o directamente construyéndolos. Lo siento pero no me entra en la cabeza.

En el asunto de la mezquita de Lleida, clausurada por cuadruplicar el aforo permitido, el ayuntamiento no solo no se ha negado a este hecho, sino que ha cedido unos terrenos para la construcción de una nueva mezquita. Lo mejor es que, como la comunidad salafí no tiene dinero para construirla, le ha pedido a La Paeria (el ayuntamiento de Lérida) que le provea del espacio para hacer sus oraciones. Hasta aquí se podría llegar.

Vaya por delante que respeto las creencias religiosas de cada uno, pero no las comparto en absoluto. Ni las de los cristianos, ni las de los judíos, ni las del Islam. Ninguna. Personalmente creo que, a día de hoy, pocas cosas hay más anacrónicas y alienantes para el ser humano que la religión, que si bien en su momento podrían tener un sentido cosmogónico ante la ausencia de una ciencia válida que explicara el porqué de las cosas, ahora no tiene mayor razón de ser más allá de una tradición más o menos trasnochada.

Dios, más que un nexo de unión ha sido, secularmente, un elemento diferenciador que, lejos de unir a los pueblos y a los hombres, lo único que ha hecho ha sido derramar mares de sangre para , en su nombre, imponer una u otra visión cultural y social. Es por el hecho de ser pacifista convencido y agnóstico irredento, que creo que Dios ha de quedar única y estrictamente en el ámbito personal y que, como tal, no debe hacerse ninguna declaración pública de las creencias -o no- de nadie, ya que a nadie le debe interesar lo que cree cada uno en su fuero interno. La sociedad ha de tender, en razón de lo dicho anteriormente, al laicismo.

Por tanto, no se puede -ni se debe- promocionar el culto público de ninguna religión, y menos a cargo del erario público, justo en época de crisis. En el caso de Lleida, encima, se trata de una rama integrista del Islam, llamada salafista, la que está presionando al consistorio para que le provea del espacio necesario para seguir con su culto, cada vez más extendido gracias a los inmigrantes que vienen de temporeros. Como decimos en catalán... no anem pel bon camí (no vamos por el buen camino).

¿Hasta qué punto aguantará el ayuntamiento de Lleida las presiones?¿Pesarán más el "buenismo" poltronero de los políticos que las razones humanísticamente correctas? ¿Seguirá la "izquierda" más recalcitrante tratando de "racistas" a los que se opongan a la promoción con dinero público de una visión del mundo reaccionaria y retrógrada por simple tacticismo electoral?¿Se dan cuenta que el racismo más extremo se nutre de este tipo de incongruencias?

Yo, por defecto, soy pacífico y amigo de todo el mundo porque creo sobre todo en el Bien universal como forma de vida; negros, blancos, amarillos, musulmanes, judíos, hindúes, budistas, morenos, rubios, altos, bajos, todos somos humanos y cuando nos pinchan, todos sangramos. Démonos las manos, y dejemos a Dios cada uno en su casa. Creo fervientemente que habremos arreglado una parte importante de los problemas del mundo si lo hacemos.

Probemoslo al menos.

El mejor santuario para la humanidad.

viernes, julio 23, 2010

La legalidad del puzzle.

El Tribunal de La Haya ha declarado que la independencia de Kosovo era legal, y el revuelo que se ha montado ha sido de los de órdago. Los países que tienen problemas de separatismo en sus territorios han puesto el grito en el cielo ante la posible multiplicación de los problemas, y los territorios con aspiraciones independentistas han botado de alegría al ver respaldadas jurídicamente sus reclamaciones. Sin embargo, pocas sentencias han levantado tanto polvo con tan poco contenido.

La Corte Internacional no ha dicho nada ilógico, ni contra natura y, por tanto, era la única sentencia posible, por mucho que desagrade a unos o agrade a otros. Al no haber una legislación internacional "ad hoc" que regule algo tan subjetivo como son las fronteras internacionales, en ningún momento puede declarar "ilegal" la secesión unilateral de un territorio. Y como tal, así ha fallado.

Harina de otro costal es que a los países que tienen problemas territoriales les interese apelar a La Haya para, de forma "alegal" -o directamente ilegal-, perpetuar un statu quo que les es favorable. Pero para que ello fuera así, tendría que haber habido un consenso internacional en la inmutabilidad de las fronteras que en ningún momento se ha producido, porque ello significaría que muchas de las reclamaciones históricas de los países quedarían sin validez.

En esa situación, Argentina habría dado por bueno que las Malvinas son británicas, España habría renunciado para siempre a Gibraltar y Marruecos habría hecho lo propio con Ceuta, Melilla y la isla de Perejil, simplemente por enunciar algunos ejemplos cercanos. Evidentemente, nada más lejos de la realidad.

Por todo ello, si estas reclamaciones siguen vigentes, por la misma regla de tres, las secesiones o las reordenaciones entre los países no pueden ser tachadas de ilegales, máxime cuando la historia de la geografía política de las naciones ha sido siempre un estira y afloja entre pertenencias a unos y a otros. El hecho de que Serbia amenace al mundo con una oleada separatista tras esta sentencia, no deja de ser más que una pataleta ante un hecho -la independencia de Kosovo- que consideran un atentado a su territorio. Madrid, Moscú y Pekín apoyan su causa, simplemente porque temen por sus barbas al ver las del vecino quemar, pero ello no les da más legitimidad.

Por otro lado, el fallo del Tribunal de La Haya, poco va a cambiar las cosas en los territorios con aspiraciones separatistas: El Quebec continuará con sus referéndums periódicos hasta que lleguen a ganar los independentistas; el Sahara continuará pensando que su territorio no es marroquí y continuará pidiendo el referéndum con la base del censo del 74; los valones y flamencos continuarán con sus peloteras en Bélgica; el problema vasco continuará hasta el fin de la lucha armada de ETA y los partidos catalanistas continuarán con sus aspiraciones nacionales a pesar de sus luchas intestinas.

El hecho de que la independencia de un territorio no pueda ser tomado como ilegal, simplemente tiene el valor de dar un espaldarazo meramente moral que no implica nada más, ya que para conseguir una independencia, se necesita algo más que saber que el derecho internacional no dice que sea ilegal. Si así fuera, no tenga dudas que el mapa político del mundo sería otro muy diferente al actual.

La inmutabilidad no ha existido jamás en la naturaleza (humana) y continuará sin existir.

Al tiempo.

El puzzle no está acabado.

jueves, julio 22, 2010

Los terribles hombres-spray.

Aprovechando que estos días hace un calor y un bochorno que parece que hayan puesto una sauna comunitaria a cielo abierto en la ciudad, estoy reencontrándome con la piscina del polideportivo del barrio, equipamiento al cual voy últimamente muy poco. Tan poco, que más que pagar la cuota, lo tengo "apadrinado" cual niño de Biafra. Sin embargo, la existencia de algunos personajes hacen que me lo piense cada vez más a la hora de ir: Los hombres-spray.

Yo no se si en los vestuarios femeninos de los gimnasios existe también la figura de la "mujer-spray", pero en los vestuarios masculinos, siempre tiene que haber el típico carcamal que cual ONG Desodorante Sin Fronteras, rocía largamente su cuerpo y el de los 20 que le rodean con su desodorante en spray en un vano intento de esconder que más que un músico de la banda, lo que se le ha muerto bajo los sobacos ha sido toda la Orquesta y Coros de la Filarmónica de Londres.

La cosa es tanto más grave cuanto que estos tipos acostumbran a utilizar "odorantes" -lo de desodorantes es un eufemismo comercial- con unos olores tan insoportables como potentes son las campañas de marketing para promocionarlos. Un ejemplo claro son los anuncios de Axe que, encima, venden sus infames mejunjes como si en vez de desodorante lo que estuvieran vendiendo fueran feromonas para ligar chicas, tratando a su vez a las mujeres como si de vulgares polillas se tratasen. Lo peor es que siempre hay algún carpucio que se lo cree y, en un momento de exhibicionismo pituitario, ha de proclamar a todo el polideportivo que se ha comprado tal desodorante que sale por la tele y que va a ligar con las cuarenta "churris" que le van a pasar por delante antes de llegar a casa. Si, la señora esa del bastón, también.

De mientras, los que estamos a su lado, que utilizamos otros tipos de desodorantes, mucho menos agresivos -caso de ponernos, dado que yo, por suerte, no tengo problemas de olor corporal- hemos de llevarnos a casa el pestazo infame del tío que se ha bañado en "odorante". Si, como me ha pasado más de una vez, que debido a mis ataques de migraña, algún día he tenido una especial sensibilidad a los olores, las ganas de colgar por los pulgares al ceporro desnarigado de turno (para soportar ese hedor no han de tener nariz) son irreprimibles. No me extraña que las "chatis" se les desmayen en los brazos...¡hasta yo caería a sus pies del ataque de asma!

El hecho de ponerse un desodorante en spray en un recinto cerrado lleno de gente, ya es, de por si, recriminable, ya que al eyectar al aire un producto tóxico gaseoso altamente inflamable, se está envenenando literalmente, y sin ningún miramiento, el ambiente que respiramos los que allí estamos, en una falta de respeto para con los demás, ya demasiado habitual en nuestra sociedad actual.

Y es que muy buenas alternativas hay en el mercado contra el olor corporal, ya sean en roll-on o en crema, por lo que el uso de semejantes armas de destrucción masiva son totalmente innecesarias. Sin embargo, me temo que esa gente, lejos de querer arreglar un problema físico, lo que quieren arreglar, a costa del olfato de los demás, es un problema psicológico consigo mismo y con su entorno social.

El día que se den cuenta de que no hay desodorante que tape sus problemas, posiblemente será tarde: estaremos todos asfixiados.

A este tipo, le acercaron un cigarro al salir del gimnasio.

miércoles, julio 21, 2010

El talón del PSC.

Que las elecciones catalanas están a la vuelta de la esquina resulta evidente, viendo como se han tirado los trastos a la cabeza entre si los partidos catalanes en el Congreso. Pudiendo seguir con la (mínima) unidad de acción que se había dado el viernes pasado con la firma conjunta del preambulo del Estatut como resolución del Parlament, hoy, las tomas de posiciones entre los partidos ha sido lo que ha prevalecido. Como siempre, quien más tiene a perder es Catalunya. Volvemos a las andadas.

Sin embargo, el punto de mira de todo el mundo se ha girado hacia los socialistas catalanes que han quedado como cocheros, cuando no han sido capaces de incluir dentro de la resolución del grupo socialista en el Congreso, el preámbulo firmado por el Parlament, al contrario de CiU, Esquerra y Iniciativa. Las presiones de los socialistas españoles han obligado a que los catalanes no incluyeran el preámbulo, evidenciando las divisiones profundas dentro del seno del PSC desde su fundación.

El problema de fondo de los socialistas es que el actual PSC (1978) no es más que la amalgama de socialistas nacionalistas catalanes de diversas tendencias con la sucursal catalana de los socialistas españoles (PSOE). Esta fusión meramente interesada en hacer un conjunto socialista fuerte en Catalunya, aprovechó la tirada del Psoe en el resto del estado para poder dar una mayor efectividad al conjunto, habida cuenta que los socialistas españoles necesitaban los votos de los catalanes, y los catalanes se beneficiaban de una mayor influencia en Madrid. Y de estos fuegos vienen estas cenizas.

Los socialistas españoles, en el PSC de Catalunya, son minoria y, por tanto, se han de ceñir a lo que las ramas más catalanistas decidan. ¿Resultado? se firma la resolución unitaria contra el Estatut. En el Congreso de Madrid, las tornas se cambian, de tal forma que los que se han de ceñir a la política que marca el PSOE son los socialistas nacionalistas, con el resultado de que no se incluye el preámbulo del Estatut porque a nivel español, molesta. Vale la pena recordar que las elecciones españolas no son hasta de aquí dos años, por lo que al "tacticismo" del PSOE lo que ahora le va bien es un viraje a tesis más conservadoras, dejando con el culo al aire al PSC que tiene las elecciones a tiro de piedra.

A todo esto, CiU, sabiendo el talón de Aquiles de los socialistas catalanes, los pone contra la espada y la pared liderando públicamente la inclusión del Preámbulo en las resoluciones de los grupos del Congreso, sabiendo perfectamente que, en este caso, el PSC ni pincha ni corta, y se ha de ceñir servilmente a lo que dicten desde Ferraz, que para quien no lo sepa, es la calle de Madrid donde está situada la sede del PSOE. CiU, tras la maniobra, se lleva las medallas, y la pataleta de los socialistas catalanes, que no tienen ni una mala carta para responder a este repoker.

Joan Ridao (ERC) ha tildado de filibustera la acción de CiU, y no le falta razón, pero estamos en precampaña y los escaños al Parlamento de Catalunya se venden caros. La veda se ha levantado y los poltroneros se han puesto en marcha. ¿Catalunya? ¿Unidad de acción?... ¿A quién le interesan ahora?

Para correrlos a gorrazos.


Tacticismo en estado puro.

martes, julio 20, 2010

La atracción del riesgo.

Si algo tenían en común todos los artículos que sobre el accidente del Tibidabo del otro día he leído hoy en la prensa, era que todos eran conscientes de que el riesgo cero no existía. A pesar de eso, todo el mundo pone el grito en el cielo por lo ocurrido, y por la necesidad de esclarecer las causas y responsabilidades para que no vuelva a pasar y las atracciones vuelvan a ser seguras. Esto que pudiera parecer lógico, resulta que es paradójico, ya que queremos que no exista ningún riesgo, pero somos conscientes de que ello es utópico. Como otrora decía José Luis Moreno en boca de Macario: me lo explique, Don José.

Últimamente, los parques de atracciones de todo el mundo compiten en ver quien, como decimos en catalán, “la fa més grossa” (la hace más gorda). Atracciones cada vez más arriesgadas e impactantes en que se trata de poner al máximo el corazón de quien se monta, exclusivamente a base de velocidad, gravedad y fuerza centrífuga, o lo que es lo mismo, con fuerzas físicas básicas que controlan el universo.

Para conseguir el efecto deseado, estas atracciones necesitan una barbaridad de energía, ya sea para ponerse en movimiento como para controlar dicha atracción -imagínense lo que significan varias toneladas de metal en caída libre desde un montón de metros- y lo que las estructuras han de soportar. A su vez, los presupuestos se disparan ampliamente para conseguir que las atracciones sean “seguras”.

 Sin embargo, las ganas insaciables de los consumidores de sentir emociones cada vez más fuertes en una insensata espiral de irracionalidad provocada por el síndrome de abstinencia de la adrenalina liberada, hacen que los parques de atracciones entren a su vez en ella y arrastren a los fabricantes. Controlar cada vez más energía -aunque sea con fines recreativos- implica mayores presupuestos para conseguirlo. El pequeño inconveniente es que los presupuestos destinados a las atracciones no entran en la espiral con la misma alegría.

Tal como ya expliqué en otro post, nuestra seguridad depende exclusivamente de los dineros que se hayan invertido en dicha seguridad, cuantificándose únicamente en una estadística. Según el presupuesto, el riesgo aumenta o disminuye, con el añadido de que en este tipo de atracciones la línea roja que separa el peligro real, del peligro buscado por el usuario y del beneficio (una atracción exenta de riesgo sería inviable económicamente), es milimétrica.

Lo peor de todo, es que somos conscientes del riesgo, pero no queremos creer en él y aún así continuamos tentando a la (mala) suerte una y otra vez. Cuando la tragedia ocurre, todo el mundo, hipócritamente, ponemos el grito en el cielo por algo que entra perfectamente dentro de las estadísticas, con los resultados de todos conocidos. Ayer fueron los que se montaron en El Péndulo; anteayer los que cruzaron la vía en Castelldefels por la zona prohibida.

Por desgracia, y por mucho que nos entestemos en taparnos los ojos ante la realidad más dura, si no queremos que nos toque la lotería, la única forma de evitarlo al 100%, es no jugar.

Así de simple.

El riesgo, existe. Siempre.

lunes, julio 19, 2010

¿Cómo diferenciar un huevo fresco de uno podrido?


Hoy, dieciocho de julio, podía dedicar el artículo a recordar que hace 74 años que dio comienzo la Guerra Civil española que sirvió para encumbrar en el poder durante 40 años a los oligarcas más corruptos del país así como para enquistarnos en la cola del desarrollo europeo al impedir aprovecharnos de la ventaja de no haber participado en la Segunda Guerra Mundial, o del porqué se rompe una atracción cuando ha sido revisada tres horas antes, pero no lo haré. Hoy lo dedicaré algo más práctico: a saber cómo diferenciar un huevo fresco de un huevo en mal estado.

Quien más, quien menos, nos hemos encontrado en casa con la necesidad de diferenciar, a la hora de hacer una tortilla o un huevo frito, los huevos más recientes de los huevos que por una u otra causa ya son como de la familia. Más que nada, para saber cuales son de confianza y cuales son auténticas concentraciones del 10-J de bacilos de la salmonela que nos obligue a organizar una “sentada” en el lavabo más cercano.

La forma de detectarlos es bastante sencilla, además de curiosa, ya que no hace falta romperlos para saberlo. Basta con disolver una cuchara sopera de sal en un vaso alto con agua en el cual quepa holgadamente un huevo, y meter el huevo sospechoso en él.

Al meterlo, si el huevo es fresco se hundirá netamente hasta el fondo, pero si el huevo está en mal estado, flotará, haciéndolo en la medida que el proceso de degradación del huevo esté más o menos avanzado, dando una seguridad de que el producto que vamos a utilizar tiene o no las mínimas garantías.

El huevo flota por el hecho que cuanto más tiempo tiene, más gas se genera en su interior debido al avance del proceso de putrefacción, por lo que progresivamente disminuye de densidad flotando en el agua salada. El porqué se utiliza agua ligeramente salada es debido a que el agua dulce es más ligera que el huevo, por lo que el huevo no flotaría a pesar de estar en avanzado estado de descomposición. De esta forma, facilitamos el proceso de flotación en caso de que no esté fresco del todo.

El proceso es tan eficaz que se puede saber incluso el grado de frescura de los huevos aún siendo frescos, ya que estando en el fondo, el grado de verticalidad indicará el grado de frescura. Cuanto más frescos, más horizontal; cuanto menos, más vertical.

Este es un proceso eficaz y sencillo que nos será de utilidad cuando dudemos de la frescura o no de los huevos. Y es que siempre será mejor esto que arriesgarnos a coger unas "simpáticas" cagarrinas.

Yo, de usted, sólo me comería el de la izquierda.

domingo, julio 18, 2010

Deriva de principios.


Por si hubiera alguna duda, Zapatero, en su discurso de apertura del Congreso Federal del PSOE, ha dejado claro que el federalismo en España está finiquitado. En él, el presidente del gobierno, con el fin de buscar el punto medio entre las tesis más jacobinas de los socialistas, representadas por Bono, y los imprescindibles escaños de los socialistas catalanes, ha dicho que entiende y apoya las reclamaciones de autogobierno de los catalanes pero... dentro del marco constitucional del 1978. ¡Toma castaña!

Más de uno, y más de dos, seguro que pensarán... ¡Pues claro!¿Qué esperas?, pero no está tan claro puesto que esta “inocente” declaración, cuya única intención ha sido la imposible tarea de nadar y guardar la ropa, ha dejado, por un lado, a Montilla en “renuncio” tras negarle la mayor de la posibilidad de modificar la Constitución para permitir un mejor encaje de Catalunya en España, y por otro, sin ninguna expectativa de futuro a los que pensamos que España tendría que ser una república federal. Raso y conciso.

Si por miedo a perder unas elecciones que los socialistas no van a ganar -no porque las gane el PP, sino porque los votantes de izquierda van a preferir ir a la playa antes que ir a votar- le está haciendo el juego a los conservadores renegando de uno de los principios fundadores del partido al que representa, flaco favor le está haciendo a este país.

Flaco, porque ante esta situación, la radicalización de las posturas y el crecimiento de las tendencias separatistas en Catalunya van a ser la norma. Por de pronto, en el sondeo de La Vanguardia por primera vez la gente que prefiere la independencia (47%) es mayor que la que quiere la unión (36%), síntoma evidente de esta radicalización. Y es que si encima de que el 68% de la gente se siente en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional, no dejamos espacio representativo a las tesis moderadas, es normal que la gente tienda hacia uno de los dos polos.

CiU se ha dado cuenta de este sutil detalle y Mas está lanzando el “y más allá” con el fin de captar el voto del catalanista radicalizado, habida cuenta que su votante sigue esa tendencia. El hecho de que entre sus filas, gente tan “separatista” como Duran i Lleida hayan abrazado esta línea de pensamiento no deja de ser significativo; que las previsiones sean de casi doblar la representación del PSC en las encuestas, también.

Y de mientras, en La Noria se entestaban en tildar de “extraterrestre” el hecho de que casi se simultaneen en espacio-tiempo una concentración catalanista de 1.100.000 personas, con una españolista de 100.000 personas, vendiéndola como el vivo ejemplo de la manifiesta compatibilidad entre dos sentimientos nacionalistas opuestos. Sin embargo, parece que nadie se ha dado cuenta del pequeño detalle sin importancia de que las fuerzas catalanistas del Parlament son 115 diputados y los españolistas son 18, con proporciones muy similares de representación, y que el hecho de que haya pasado con tan poco lapso de tiempo y de espacio ha sido meramente circunstancial.

Sea como sea, la realidad sigue su camino, y sólo los políticos que sean capaces de atinar con los sentimientos de la gente podrán salir airosos de esta confrontación de porvenir incierto. Zapatero, una vez más, va a la deriva.


Es peligroso ir a la deriva.

sábado, julio 17, 2010

No es poco.

¡Uiiiisss! Casi no lo consiguen, pero al final los partidos catalanes (léase Tripartito y CiU) han conseguido consensuar en el Parlament un texto como resolución contra el fallo del Tribunal Constitucional por lo del Estatut. Les ha costado Dios y ayuda llegar a un acuerdo, pero Montilla ha sido hábil y ha conseguido encontrar el punto medio de todos los partidos. Después de la manifestación del 10-J era lo mínimo que debían hacer.

El texto que se ha consensuado ha sido una variación del preámbulo del Estatut, que fue aprobado en su momento por el Parlament, y como aquel texto fue aprobado por todos los partidos catalanes (a excepción de los ínclitos PP y Ciudadanos, emperrados en jugar otra liga) ahora no se podían negar a darla por buena. Se ha de reconocer que Montilla, aquí, ha sabido jugar sus bazas.

Los partidos, siguiendo su secular “tacticismo” (palabreja que se ha puesto de moda, y que designa el hacer las cosas exclusivamente por interés electoral) ya estaban dispuestos a ir cada uno por su lado, unos por demasiado, otros por demasiado poco, haciendo nuevamente el ridículo más espantoso ante la ciudadanía. Ciudadanía que los mira con lupa, incrédulos de que sean capaces de organizar algo más que no sea el reparto de las cómodas poltronas electorales. Sorprendentemente, no lo han hecho. ¿Es posible que hayan sido capaces de escuchar algo?

Por de pronto, en Madrid se han sorprendido del hecho en sí, acostumbrados como están a que nuestros políticos se tiren los trastos a la mínima de una forma baldía e improductiva, anulando -de facto- una tras otra todas las reivindicaciones de la sociedad civil catalana. ¿Cuál será el próximo paso? ¿Tomarán, finalmente, en consideración las reclamaciones catalanas? Difícilmente, porque si la política catalana está anquilosada, la española está enquistada en una ochocentista política colonial. Sin embargo, este atisbo de unidad de acción abre puertas.

Posiblemente la primera puerta que se abra sea la de la confrontación, pero si lamiendo no ha sacado nada el perro hasta ahora, no cabe más opción que enseñar (por poco que sea) los dientes. Ahora bien, ¿Serán capaces de morder todos a la vez o bien habrá dientes que se troquen de mantequilla a las primeras de cambio?

De momento, al menos, han abierto la boca todos a una.

No es poco.

Justito, pero entró.

viernes, julio 16, 2010

Ellos verán.

Si el viernes antes de las 14h, no se han puesto todos los partidos catalanes de acuerdo para consensuar un texto para la resolución del Estatut, es que tienen menos vergüenza que un piejo y no se han enterado de nada de lo que les dijeron el millón y pico de personas de la manifestación del 10-J: unidad de acción.

Catalunya ya está harta de que cada formación política no haga más que mirarse el ombligo -y su poltrona- y que con la tontería se dejen de lado los verdaderos problemas de la ciudadanía catalana. Nadie ha dicho que sea fácil de resolver, pero si existe una cierta unidad siempre será más factible llegar a un buen puerto. Y esto, que fue uno de los mensajes más claros que se lanzó a los políticos catalanes en la "mani", parece que no lo están queriendo escuchar... o como mínimo se están haciendo el remolón a la hora de atender, como el estudiante que se pone a hacer los deberes añorándose de la "play" que se está dejando en el comedor.

Incluso Zapatero ha dedicado nuevamente unos comentarios al asunto -siempre es un detalle democrático reclamar que no se tape la boca a quien piensa diferente-, aprovechando la circunstancia de un Rajoy que tenia cosas mejor que hacer que estar en su puesto de trabajo en un debate sobre el Estado de la Nación. Estado de la nación, que al primero que no le interesa un pimiento es a él si no puede sacar rédito electoral, como ha dejado patente con su desplante. 

De todas formas, algo falla profundamente en la política del "Imperio" cuando ZP, tras los insistentes vapuleos de CiU, ERC y Iniciativa con el tema del Estatut y la manifestación, ha de remarcar que se ha de respetar el hecho de que haya partes que tengan un pensamiento diferente sobre España. Que después de 30 años de democracia aún haya gente que vea el pensamiento único español como la única verdad absoluta, significa que de Democracia (con mayúsculas), en España, la justa, mientras que de hipocresía se sacan las espuertas llenas.

Ahora la pelota está en el Parlament. Veremos si mañana el tripartito y CiU son capaces de llegar a algún acuerdo, porque si no lo hacen, el tirón de orejas va a ser de los de órdago. El pueblo olvida, pero no perdona, y las elecciones están a tiro de piedra. Ellos lo saben, y de ellos depende. 

Ellos verán.

O sardana, o "Ball de Bastons". Ellos deciden.

jueves, julio 15, 2010

Liposucciones ideológicas.

Hoy los políticos han empezado a moverse un poco. Los catalanes en el Parlament con la sesión de control, y los españoles en el Debate sobre el estado de la nación. Tanto lo uno como lo otro, de momento de lo único que ha servido ha sido para que PP y PSOE se tiren los trastos a la cabeza, demostrando que, de momento, lo que ha pasado en Barcelona con la manifestación, no les importa lo más mínimo. Qué raro.

Zapatero ha tratado el tema, pero muy de refilón, prometiendo que recompondrá parte del Estatut con leyes. La cosa tendría buena pinta, si esta promesa no viniera hecha por quien se ha hartado de decir "diego" donde dijo "digo", con un nivel de credibilidad similar a la de las predicciones de Rappel. Pero ya se sabe, prometer no hace pobre, y los padres de la patria ya tienen experiencia en callar las rabietas de sus retoños catalanes diciéndoles..."mañana te compro la bicicleta, que ahora no llevo dinero". El problema está en que los "críos" ya se han resabiado, se conocen los trucos de los "Padres", y me temo que la cosa no va a ser tan fácil esta vez.

Una vez cumplido el expediente, se han vuelto a enzarzar en su interesantísimo "¡y tú más!" con Rajoy, ya que eso sí les va a dar votos a los dos, demostrando, una vez más, que lo que pasa en España se los trae al pairo. A ellos, lo único que les interesa es su particular rifi-rafe y cualquier excusa es buena para tirarse los trastos a la cabeza.

El paro, el déficit o el retraso de la edad de jubilación son simples armas arrojadizas para ver quien de los dos se abre la crisma con ellas. Utilizando una frase de Joan Ridao (diputado de ERC) durante el debate, parece que les hayan hecho una auténtica liposucción ideológica. Y no es para menos, porque ante las intervenciones de los diputados catalanes, que obstinados en sacar el tema del Estatut a relucir, Zapatero no hacía más que escurrir el bulto sin mojarse lo más mínimo, evitando una confrontación que no le interesaba.

Sea como sea, no creo que se pueda sacar mucho de donde no hay, y es que si en el Congreso se estila la misma inteligencia que se está demostrando con los homenajes a los jugadores de la Selección, vamos apañados. Se entiende entonces que en Villamarxant (Valencia), se haya hecho una rúa por toda la ciudad paseando al jugador Raúl Albiol, cuando lo único que ha hecho ha sido poner la mano para los 600.000 euros y no ha jugado ni un minuto en el mundial; o el caso de Pepe Reina, que además de no jugar y poner el correspondiente saco para los 600.000 euros, el portavoz del PP de Córdoba quiere hacerlo Hijo Adoptivo de la ciudad, cuando el jugador nació en Madrid y se crió en Barcelona. Para mear y no echar gota, en fin.

Mañana veremos como se va desarrollando esta tragicomedia hispano-catalana, pero mucho me temo que las tensiones lejos de rebajarse van a seguir in-crescendo. Y es que, como decía mi abuelo (manchego de pura cepa y soldado republicano)... donde no hay mata, no hay patata.

Las deben haber liposuccionado.

Mañana te lo compro, ¿vale?

miércoles, julio 14, 2010

Impasse de descolocación.

Como era de esperar, todo sigue desarrollándose según el guión. La "marea roja" inunda todo el país, y a los nacionalistas españoles les ha faltado tiempo para españolizar España gracias al fútbol. Los nacionalistas catalanes, por su parte, renegando de tanto machaque mediatico patrio (ignorando que cuando gana el Barça, el machaque es exactamente el mismo, pero de otro color), y los que pensamos que el fútbol simplemente es un juego, eludiendo -otra vez- los medios de comunicación que emiten horas y horas de vacía tontería futbolera, pero esta vez de color rojo. En definitiva, que no hay nada nuevo bajo el sol.

Estamos en un periodo de impasse en que los partidos, después de las diversas borracheras nacionalistas, la del sábado y la del domingo, han de hacer reflexión y mirar que es lo que ha pasado, y que es lo que puede pasar en un futuro cercano. Evidentemente, harán de su capa un sayo y según les interese, actuarán, y personalmente no creo que hagan demasiados movimientos en un sentido o en otro. Máxime, porque han quedado tan descolocados que difícilmente van a saber reaccionar como les pide la ciudadanía.

Y es que... ¿Cómo pueden reaccionar unos partidos, encorsetados todos ellos en unas estructuras e ideales de principios de siglo XX, ante una sociedad que rompe con todas las ortodoxias sociales y políticas, y mezcla churras con merinas al movilizarse en masa para defender Catalunya, pero botando de alegría cuando marca la Selección Española?

Todo el escenario político catalán se ha descolocado de golpe. Ya nada será lo mismo, más que nada porque la sociedad ha dejado a los políticos en fuera de juego y ha hecho evidentre que la profunda desafección entre los políticos y la sociedad civil es el reflejo de un profundo cambio en la sociedad. ¿Serán capaces de adaptarse a los nuevos tiempos? ¿La suspensión del proceso de consulta popular de independencia en el Parlament es síntoma de un comienzo de adaptación o, al contrario, es un síntoma de enroque en sus posturas arcaicas?

El tiempo lo dirá, pero como decía Serrat... corren buenos tiempos para la gente marchosa.

Seguiremos informando.

Tiempo de reflexión.

domingo, julio 11, 2010

Grandísimos.

España, como era de esperar, ha sido la campeona del Mundo de Fútbol. No se le puede poner ningún pero, porque ha sido netamente la mejor, con un equipo conjuntado, alegre, y que por encima de todos los condicionantes han sabido jugar al fútbol divinamente y han sabido ser personas. Si te gusta el fútbol, como es el caso de un servidor, te ha de gustar esta selección. No hay más que decir.

A parte quedan las politizaciones que siempre son inherentes al deporte Rey, que despierta tantas pasiones en favor y en contra que desvirtúan lo que es un simple juego de equipo. Ahora los unos utilizarán esta victoria igual que los otros hubiesen utilizado la derrota, pero este equipo, por encima de las banderas que interesadamente ondearán en su nombre o en su contra, es un gran equipo de fútbol y ha dado un espectáculo que ningún otro ha hecho.

Iniesta, con un chute sacado de ningún sitio, ha conseguido romper la pegajosa y marrullera telaraña de los holandeses, que se han ganado la animadversión de los que gustamos del fútbol. Pero Iniesta ha metido un segundo gol que nos ha llegado a los aficionados pericos hasta el corazón, cuando ha tenido el gesto de dedicar el gol que ha dado un Mundial al fallecido jugador del Espanyol, Dani Jarque. Grandísimo Iniesta.

Uno puede estar en contra de todo lo que sea culé por su prepotencia reiterada, en contra también de la Selección Española por la utilización política de su imagen por los elementos más facciosos y retrógrados de esta sociedad, pero he de reconocer que hoy he sido de "la Roja" y me he emocionado cuando después de 118 minutos de sufrimiento, ha llegado el merecido premio.

Por mucho que quieran los unos y los otros, mis ideas políticas y convicciones no se han movido un ápice. Continúo siendo el mismo perico catalán hasta la médula que se enorgullece de la manifestación celebrada ayer, pero que también salta de alegría cuando los que considera "suyos" han conseguido un éxito tan sonado y merecido.

Ahora, muchos habrá que venderán mi alegría de forma partidista, pero les puedo asegurar que no soy el único en Catalunya que se siente así. ¿Porqué? Como dijo alguien, el corazón tiene razones que la cabeza no entiende. No le de más vueltas, no tiene sentido.

Felicidades, chavales. Felicidades, "La Roja".

Grandísimo Iniesta.

sábado, julio 10, 2010

Alto y claro.

El 10 de diciembre de 1898 España perdía Cuba. Los cubanos habían pedido una autonomía que desde Madrid se negó sistemáticamente, llegándose al enfrentamiento armado. Cuando estaban a punto de perder la que fue durante siglos la joya de la corona del imperio español, el primero de enero de 1898, se les dio un estatus de autonomía que no sirvió de nada, ya que los años de guerra larvada ponían a tocar de la mano la independencia. Los cubanos sólo querían algo de rienda suelta, pero la cerrazón centralista negó la mayor y provocó que el sentimiento independentista se disparara, con los resultados de todos conocidos. Hoy, entre un millón y millón y medio de personas se han manifestado en Barcelona a favor de la nación catalana. Parece que no hay forma de aprender de los errores anteriores.

Tal como escribí hace unos días, la sentencia del Tribunal Constitucional con el Estatut y la irresponsable actitud de Zapatero habían hecho desaparecer de un plumazo el futuro de las posiciones moderadas federalistas, de tal forma que hacían decantar a la población o hacia un regionalismo de perfil bajo (autonomía) o hacia la secesión y, visto lo visto, las cosas se están desarrollando exactamente así.

Hoy, lo que tenía que ser una manifestación a favor de la dignidad de Catalunya se ha convertido en una auténtica manifestación independentista, donde la ciudadanía ha dado un paso más allá de lo que se solicitaba con el Estatut y que el Tribunal Constitucional había negado en redondo. El negar la existencia de Catalunya como nación, ha provocado que la gente, en masa y de forma inesperada, haya salido a reclamar, ya no un Estatut, sino una Catalunya como estado. Los políticos han sido desbordados, hasta tal punto que no han podido ni concluir el recorrido fijado, teniendo que abandonar la concentración sin haber llegado ni a la mitad, debido a la cantidad de gente acumulada en todo el centro de Barcelona.

El Tribunal Constitucional, con su actuación tan denigrante, ha provocado que gente de toda lengua, raza e ideología se haya unido para reclamar cívica y masivamente la dignidad de Catalunya. Las cifras bailan entre 1'1 y 1'5 millones, y aunque haya quien diga malintencionadamente que han sido 56.000 personas, quien conoce Barcelona sabe que esa "marea" humana no eran exactamente cuatro y el cabo.

¿Cual es el futuro? ¿Tomarán nota los políticos centralistas de lo que significa esta concentración masiva? ¿Harán oídos sordos a cualquier demanda de autogobierno, dando alas a las tesis separatistas hasta que la cosa se desmadre? El tiempo lo dirá pero, por de pronto, mañana es posible que una buena parte de los que estaban hoy solicitando un estado propio, salten de alegría y satisfacción porque España haya ganado el Mundial. Mundial ganado gracias a un equipo nacional español formado irónicamente en su mayoría por jugadores del F.C. Barcelona, paradigma del soberanismo catalán.

El pueblo catalán, unido, ha hablado alto y claro. ¿Seguirán negándose a escucharlo?

Más claro, imposible.

viernes, julio 09, 2010

Declaración Pública del colectivo inmigrante en Catalunya

La derecha nacionalista española ha utilizado repetidamente el argumento de los derechos de los inmigrantes para recortar las alas todo lo que ha podido a todo lo que ha venido de Catalunya y que le significaba una competencia directa. Ahora, como podemos ver a continuación, los mismos colectivos de inmigrantes de Catalunya, se adhieren a la manifestación del 10 de julio.

Este manifiesto, el cual tiene la versión en catalán, pero de la cual sólo pongo aquí la castellana, me ha llegado rebotado de la Asociación de Uruguayos en Catalunya.

Seguro que alguien dirá que, conociendo la letra antiespañola del himno uruguayo, no son los más apropiados, ni objetivos para decir según qué... pero un par o tres de siglos como colonia española les da derecho a saber de lo que hablaban. Nada es gratuito.

Y como nada es gratuito, ellos, libremente, hablan también.

¡Bienvenidos!.



Declaración Pública del colectivo inmigrante en Catalunya

El Estatuto aprobado por el Parlament de Catalunya, las Cortes Generales de España y la Ciudadanía catalana en las urnas proyectó un avance social y político, sustentado en la tradición democrática de Cataluña que siempre ha subrayado la importancia de los derechos y los deberes, del saber, de la educación, de la cohesión social y de la igualdad de derechos y oportunidades.


El fallo del Tribunal Constitucional que ha anulado 14 artículos y reinterpretará otros 27, supone un grave retroceso para Cataluña y el Estado español, profundizando la brecha social, política y cultural existente, lacerando así, las relaciones de reciprocidad entre Estado y Autonomías.

Las dificultades enunciadas se expresan (entre otras), en temas tan trascendentes como son:

· Las competencias administrativas y fiscales que limitan los recursos para atender las necesidades sociales de la población catalana, especialmente de los sectores más vulnerables, entre los que se encuentra el colectivo inmigrante.

· La anulación del Consejo de Justicia de Catalunya como organismo descentralizado, limita el acceso de la población con menos recursos a las instancias superiores de justicia.

· La eliminación del uso preferente de la lengua catalana en los medios de comunicación y administración pública, perjudica a nuestro colectivo ya que le resta la posibilidad de acceder y utilizar el catalán como lengua común y vehicular para el mejoramiento de sus condiciones de vida, ascenso social y económico.

El colectivo inmigrante residente en Cataluña a través de sus entidades manifiesta su preocupación y desacuerdo en relación a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Catalunya. Por tal motivo convocamos a la manifestación unitaria que tendrá lugar el día 10 de julio a las 18hs. en Paseo de Gracia y Diagonal.

Barcelona, 4 de julio de 2010.

Hora y punto de encuentro en la Manifestación:

SÁBADO 10 DE JULIO, 17 hs. - Rambla y Diagonal

Entidades Firmantes:

o AEIC - Asociación de Ecuatorianos Independientes de Catalunya

o APRODOCAT - Asociación de Profesionales Dominicanos en Cataluña

o ASCA Salvador

o ASOCASCOL – Associació Casal Colombia

o Asociación Catalana Paraguaya de Jóvenes

o Asociación Cultural Social y Arte Culinario de Honduras y Amigos en Catalunya

o Asociación de Uruguayos en Girona Éxodo Oriental

o Asociación Eloi Alfaro

o Asociación Latinoamericana del Garraf

o Asociación Nuevos Colectivos

o AESCO - América España Solidaridad y Cooperación

o AMIC - Ayuda Mútua de Inmigrantes en Catalunya

o Associació Catalana de Residents Senegalesos

o Associació Catalana de Residents Senegalesos al vallès Occidental

o Associació Espai Cultural

o Associació Nous Catalans

o ATIME - Asociación de Trabajadores Marroquíes de Catalunya

o AUC - Asociación de Uruguayos en Catalunya

o Casa de Tots

o Casa Eslava

o Casa Tracia de Bulgaria

o Cat-Par Jove

o Centre Boliviá Catalá

o Centro Desarrollo Social

o Club Deportivo América Garraf

o Coordinadora de les Associacions de Senegalesos de Catalunya

o Convergència de les Cultures

o FEDASCOE - Federación de Asociaciones de Colombianos en España

o FEDELATINA – Federación de Entidades Latinoamericanas

o FEPERCAT - Federación de Entidades Peruanas en Cataluña

o Patronato INCA CGIL

o Sindicat de Periodistes de Catalunya (Tarragona)

o Universitario de Deportes Barcelona (Perú)

o Veu Pròpia

jueves, julio 01, 2010

La inviabilidad del canto.

Desde la sentencia del Estatut que ZP no había abierto boca y al final lo ha hecho pero, la verdad, para lo que ha dicho, mejor que se hubiera callado un par de lustros más. Joyas del estilo "Objetivo cumplido" o "es el fin de todo el proceso de descentralización", no hacen más que dejar en evidencia que el gobierno va a la deriva más absoluta, tanto de principios, como de objetivos. El "No Future" de los punks se vuelve, a manos del actual ejecutivo, más real que nunca.

Objetivo Cumplido

Cada día que pasa, podemos comprobar cómo la máxima de que la política es el arte de mentir con naturalidad, más que una opinión es un axioma. Porque... ¿cual ha sido el objetivo cumplido? ¿Que después de 4 años mareando la perdiz tontamente se haya obtenido una sentencia recortada respecto los términos que el partido en el gobierno votó a favor tanto en el Parlament como en el Congreso?¿Que se haya dejado en evidencia al mismo presidente con un "apoyaré" que pesa ahora como una losa de mármol de Carrara?¿Que todo un pueblo haya sentido que durante 4 años de deliberación y otros tantos de cocción del nuevo Estatut, lo único que han hecho los políticos ha sido tomarles el pelo soberanamente?¿Ponerse las medallas de "ganador" del Estatut, cuando ha sido la oposición la que en el fondo se ha salido con la suya?¿Que la gente no quiera saber absolutamente nada de los políticos ni de la política?¿Que Catalunya ha sido toreada una vez más por los que, justamente, tenían que defender sus derechos y su soberanía como pueblo? A mi, que me lo explique, de verdad...

El fin de todo el proceso de descentralización.

Este punto, aunque parezca el más baladí, es el que en realidad tiene el trasfondo más oscuro y terrible. Con este punto, Zapatero ya no sólo se está quitando las venenosas pulgas del Estatut de mala forma, sino que con el único fin de aguantarse en el poder a pesar de la tormenta de chuzos de punta que le está cayendo encima de diestro y siniestro, está cediendo a las tesis de la derecha más rancia y olvida los años de transición y los equilibrios que llevaron al estado de las Autonomías. Estado de las Autonomías que dificilmente puede darse por acabado, cuando no ha hecho más que ser desplegado de forma parcial e ineficaz.

Si a eso añadimos la traición supina al objetivo último del socialismo español que, desde su fundación, siempre ha sido la consecución de un estado federal, entenderemos cómo, al anular de un plumazo la posibilidad de existencia de un federalismo, está mostrando fehacientemente que no existe posibilidad alguna de que en este país se avance hacia posiciones más realistas de lo que tendría que ser una España estable, armónica y con futuro.

Esta posición tan conservadora y desatinada propiciada por la búsqueda de un rédito electoral a corto plazo, está deslegitimando las posiciones "moderadas" de los federalistas allí donde existe un nacionalismo centrífugo potente, abocando a estas naciones/nacionalidades a elegir entre un regionalismo light (autonomismo) y una posición secesionista, demostrando en la realidad que en España no existe más que una moneda con dos caras con la que jugar, ya que el canto es inviable.


Todo o nada, blanco o negro, buenos o malos... ese juego tan ruin y cainita que se ha jugado en este país desde hace cientos de años y que lo único que hace es tirarnos de cabeza a la autodestrucción, en un momento de crisis, sin salida ni futuro claro para nadie en un mar de dudas lleno de nieblas impenetrables.

Como dijo Machado: "Españolito, que vienes al mundo, te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón". Ahora sólo falta saber cual será... si la que muere, o la que bosteza.

Qué pena.


El "no-futuro" de España.