Publicidad

lunes, julio 30, 2007

Récord de encefalograma plano.

De pasta de boniato... Enciendo la tele y ¿qué veo? Pues un programa dedicado a batir récords guinness por la televisión. Y...¿ cual es el record que se les ha ocurrido intentar batir? Pues que un tío como un armario ropero bata el record de lanzamiento de... ¡¡¡señor de 60 kilos!!!

El Hulk del momento, despues de esnifar lo que debía ser amoniaco como mínimo y pegar un par de gritos endemoniados, ha pillado al señor bajito -ataviado con casco de ciclista y un arnés tipo el de los bebés para que no se caigan- le ha pegado un par de vueltas y lo ha lanzado, en su tercer intento, a la distancia de 5'40 metros.

Huelgan comentarios, pero me ha servido para -una vez más- comprobar que, parafraseando a Raimón, uno no es de "eixe món".

¿Para cuando un récord de alfabetización?

viernes, julio 27, 2007

Gente con principios.

Aunque parezca mentira aún existen hombres íntegros sobre la faz de la Tierra. No como esos que acusan al gobierno del apagón de Barcelona, pero para los que Fecsa-Endesa no ha tenido la menor culpa.

Tendríamos que aprender de esta gente sencilla. Posiblemente este mundo sería el verdadero paraíso que muchos deseamos.



Un australiano renuncia a 3.650 millones de euros por mantener la tradición en sus tierras

El australiano Jeffrey Lee no pierde ni un segundo de su tiempo pensando en el elevadísimo valor del uranio, a pesar de que la cotización de este metal podría convertirle en uno de los hombres más ricos del mundo. Y es que la firma energética francesa Areva está dispuesta a pagar más de 5.000 millones de dólares (unos 3.650 millones de euros) por extraer 14.000 toneladas de uranio de un terreno propiedad de Lee, según informa el diario Sydney Morning Herald.

Lee es miembro del clan Djok y el principal responsable de un depósito de uranio de Koongarra. Él asegura que nunca accederá a las pretensiones de las empresas que le asedian. "Hay sitios sagrados, especiales que están bajo mi responsabilidad. No estoy interesado en las ofertas del hombre blanco. No me importa el dinero, ya tengo un trabajo y puedo ir a pescar y caza. Eso es todo lo que necesito", afirma el hombre, de 36 años.

Sometido a una gran presión

"Estoy sometido a una gran presión y durante mucho tiempo no quise hablar ni pensar en Koongarra. Pero ahora quiero hablar públicamente sobre esto tengo miedo por el futuro de mis tierras", ha dicho. "He aprendido todo lo que sé a la sombra de mi abuela. Oí todas las historias y aprendí todo lo referente a esta tierra, y ahora deseo transmitirlo a mis hijos", ha subrayado al rotativo australiano.

Areva pretende extraer uranio en su explotación de 12,5 kilómetros de superficie, aprovechando el gran incremento del precio del uranio en el mercado internacional. Pero la negativa de Lee añade una gran presión al Gobierno Federal para incorporar estas tierras al Parque Nacional de Kakadu, con lo que cambiaría su estatus y pasaría a ser un territorio protegido. La opinión pública sigue el caso con gran expectación.

El futuro relevo

El Gobierno de Howard ha mantenido siempre que no aprobaría la creación de ninguna mina nueva en el territorio sin el consentimiento de los dueños de las tierras. El Ejecutivo trasladó a la Unesco que facilitaría la integración de las tierras al parque de Kakadu si así lo solicitaban sus dueños.

Lee, que trabaja como guardabosques en Kakadu, ha declarado que si Koongarra forma parte de dicho territorio él respirará tranquilo. "Así, las leyes, las costumbres, los árboles, las plantas y el agua de este lugar permanecerán igual que cuando me fue traspasada la responsabilidad de su cuidado por mi padre y mi abuelo", ha declarado. Lo que no tiene tan claro es a quién traspasará el relevo para defender este territorio: Lee es soltero y no tiene ningún hijo. "Es algo sobre lo que todavía tengo que reflexionar," se limita a decir.

No todo el mundo tiene tan sólidos principios.

jueves, julio 19, 2007

El tunel de chuparse el dedo.

El ayuntamiento de Barcelona declara que la emisión del vídeo de Plataforma por el Litoral es una iniciativa claramente manipuladora e irresponsable. Con los políticos y con los intereses de los de siempre hemos topado. Para ellos, lo suyo es lo mejor y cuando la presión popular no sigue los cauces que a ellos les interesa, resulta que es manipulación e irresponsabilidad. Muy bonito.

Ya he tratado varias veces este tema, pero es que la cerrilidad con que una y otra vez actúan los gobernantes es de las que hacen espanto y por más que quiero, no puedo evitar tener que comentar alguna cosa. Es superior a mi.

Se entestan en atravesar Barcelona con un túnel de más de 6 kms pasando a cruza barbecho por el centro de la ciudad, diciendo que ya está todo hecho y dicho y que no se puede hacer nada ya, porque el tunel se va a hacer, si o si. Sin embargo cada día se conocen más detalles del proyecto y cada vez se le ponen a uno más los pelos de punta.

Los antecedentes peligrosos de cualquier obra pública (Carmelo, por decir la más visible) no hablan mucho -por no decir en nada- en favor de las medidas de seguridad de ninguna obra, ya que los presupuestos y las comisiones mandan ante cualquier gasto en seguridad. Y como se sabe, se ha hecho público. ¿Respuesta de la Administración? Que es totalmente segura la obra y que para asegurarla más harán una muralla de cemento armado de...¡300 metros de largo por 30 metros de profundidad! ...y arrasando con todo lo que pillen, claro.

Los posibles (yo diría que seguros) daños a la Sagrada Familia solo son la punta del iceberg que supondrán las obras para el conjunto de la Ciudad, ya que cualquiera con dos dedos de frente y algún conocimiento de geología de la zona, sabrá que el subsuelo de Barcelona es de todo, menos estable, aunque según los políticos y sus técnicos a sueldo, el suelo de Barcelona sea de auténtico granito (como la faz de alguno, sin duda).

La cuestión no es reducir el presupuesto, sino aumentarlo; la cuestión no está en reducir la afectación al vecindario, sino aumentarlo; la cuestión no está en aprovechar infraestructura infrautilizada (Estación de Francia), sino colapsar aún más las que ya están colapsadas (Sants); la cuestión no está en hacer bien las cosas, sino hacerlas como más les interesa hacerlas a los de siempre... y la verdad, tanto pelotazo ya cansa.

Cuando no votamos, nos dicen que el poder está en nuestras manos y que somos malos ciudadanos, y cuando intentamos ejercer ese poder ante las banalidades de los que nos dirigen, dicen que ya está todo dicho y no se puede hacer nada. ¿A alguien se le ha ocurrido, ante la controversia del tema y la polvareda levantada, hacer un referéndum a la ciudadanía de Barcelona? No, claro... eso no interesa, solo interesa la opinión de la gente en el momento que les interesa a ellos. ¿Alguien se extraña de que cada vez seamos menos los que voten?

A estos trabajadores públicos con contrato temporal que son los políticos y a los que les va más una poltrona que a un tonto un lápiz...¿qué extraña fuerza les lleva a oponerse a la opinión pública barcelonesa y aliarse con los empresarios que dan su total apoyo al proyecto? ¿El bien común? ¿A ellos?

Y yo me chupo el dedo...

Para endiñársela a Barcelona...¡y sin vaselina!

viernes, julio 13, 2007

Hoy, cuento: La entrevista.

Pero...¡Que pesados! ¡Madre de Dios! Todo el santo día molestando, ya sea por teléfono, por e-mail, por carta, por la vecina,... ¡Que no! ¡Que no estoy interesado! ¡De verdad!

Día tras día la misma cantinela. ¿Es que no pueden entender que lo único que uno quiere es ejercer su derecho de vivir en tranquilidad? No y mil veces no. No estoy interesado en ser una víctima de su afán desesperado de llenarse los bolsillos a mi costa. Jamás cederé, ya estoy bien como estoy. Esas empresas de selección de personal no paran de solicitarme que me apunte a sus ofertas; jefes desesperados me acosan a todas horas para que les ayude a rellenar sus paupérrimas cuentas.

Y no. No quiero. Quiero disfrutar de mi vida, de mi dolce-fare-niente... ver como pasan las horas. Ver como crece un geranio; estar en equilibrio conmigo mismo y con la naturaleza que me rodea. Ya bastante tuve con ese puesto de peón de albañil y por eso lo dejé. No necesito para nada un sueldo. ¿Para qué? Para comprarme un piso? No me hace falta. ¿Para el móvil? ¿Y eso que es?. ¿Para comprarme un coche? ¡Si no hay!. ¿Para comer? El comer es cuestión de costumbre.

Pero hoy me siento magnánimo, mira tu por donde, y le concederé la oportunidad a uno de esos pobres diablos que tanto insisten en que trabaje junto a ellos. La verdad es que lo voy a tener difícil, porque no necesitan a alguien que tenga siete carreras, ni que hable suahili, chino y ruso a nivel nativo. Eso era antes, hace ya muchos años. Yo no he ido a escuela, ni lo he necesitado nunca. Eso de pelearme, luchar, enemistarme o engañar por un trabajo, jamás ha sido de mi agrado... y esto ya nadie lo hace. Nadie tiene interés en un dinero que lo único que proporciona es dolores de cabeza y pérdida de calidad de vida. Toda la sociedad hizo un ejercicio de razonamiento colectivo y decidió eliminarlo. Solo quedaron un puñado de “nostálgicos” que quisieron continuar moviendo dinero... y los tengo todos pidiéndome que les ayude.

Es duro que, por una vez que ayudé y vi de lo que iba (decidí dejarlo rápidamente debido a tanto elogio desmesurado), se han pasado la voz de unos a otros y cada día vienen a verme a solicitarme que les ayude... y lo comprendo: No hay nadie que quiera colaborar con ellos. Yo lo probé... ¡y una no más Santo Tomás! ¡Tanto “buen” trato envilece!

Por cierto... aquí tenemos a un traje a una sonrisa pegada...

-Sr. Doe... De verdad, ¡Colabore con nosotros! ¡Le regalamos un coche!

-Que nooooo...¡Pesado! ¡Y deja el higo tranquilo en su rama!.

A ver si puedo seguir la siestecita...

-Ireneu Castillo-

¡Qué pesados!¡Joer!