Publicidad

viernes, junio 30, 2006

Aquí no pasa nada.

Aquí no pasa nada. Se entra con un ejército, se destruyen puentes, vias de comunicación, centrales eléctricas, se bombardean ciudades, se detienen ministros y se siembra el terror por toda Gaza y aquí no pasa absolutamente nada. Como si fuera una feria del libro cualquiera: una reseña en las portadas y ya está. ¿Porqué?

El hecho de querer recuperar a un único soldado israelí secuestrado es la excusa más burda y más cínica que se podían haber inventado, porque ¿desde cuando le ha importado al prepotente ejercito sionista la vida de uno de sus soldados? Si cuando la guerra de Irak, no dudó en poner la vida de toda la población en peligro permitiendo que Saddam Hussein bombardeara a su gusto las ciudades israelíes, simplemente por la contrapartida económica de EE.UU. por no responder ¿Esperan ahora que nos creamos que la vida de un soldaducho les importa algo? Solo los más cándidos -o ignorantes- pueden llegar a creerlo.

Lo que a Israel le preocupa en estos momentos es, en realidad, no dar por perdidos los asentamientos palestinos de Gaza (ya dediqué un post) a pesar de que ellos mismos se retiraron hace unos meses, y para ello, no están dudando de utilizar los métodos sucios e inhumanos de una guerra no declarada. Una guerra que de cara a la galería detestan, pero que en realidad están deseando llevar hasta el último extremo.

Lo más curioso, cínico e hipócrita del Gobierno israelí es que, de forma encubierta, está utilizando con los palestinos el mismo rasero que utilizó Hitler con ellos. No se acuerdan del Holocausto, o mejor dicho, sí se acuerdan, lo justo para maquillar sus acciones y que no se parezcan a aquello que jamás la humanidad debiera haber vivido.

Los palestinos les molestan, el hecho de negarse a irse de sus legítimas tierras les incomoda, y que se defiendan del invasor les irrita, pero son otros tiempos y no quedaría muy bien pasarlos a cuchillo como se hubiera hecho otrora y la forma que ha encontrado es machacarlos psicológicamente como si fueran ratas. Bombas de sonido, destrucción sistemática de casas, erección de muros de cemento armado, cierres de fronteras, separación de familias... son armas "no sangrientas" para erradicarlos, para exterminarlos.

Y de mientras, el mundo vive su mundial de fútbol ajeno a todo. Que no les molesten ni distraigan de su pantalla de televisión, que es más importante que un tío de negro pite un penalti que la vida de todo un pueblo. Como dijeron Celtas Cortos: Tranquilo majete en tu sillón.

Que asco.

miércoles, junio 28, 2006

El fin de un globo.

Hala… a cascarla. La Selección española de fútbol -sí, esa que era favorita para ganar el mundial tras enfrentarse al Pueblo Seco, a la Ponferradina y al Leganés- ya está de vuelta para casa. Todo el humo que se había vendido, todo el politiqueo que había tras el equipo, se ha ido a hacer puñetas. Más de uno si no se ha suicidado, le habrá faltado muy poco.

Y es que no puede ser que desde todas las plataformas mediáticas se vendiese que la patriótica selección nacional de la España española ibérica, era prácticamente invencible y que poco menos que se iban a comer a todos con un tenedor de plástico; la raza, el orgullo y la furia genuinamente española iban a acabar con el Estatut, los separatismos periféricos, iba a unir nuevamente a todo un país bajo una única bandera -la rojigualda- y de paso, a Brasil y a Argentina se les iba a meter un capazo de goles a cada una. Pues va a ser que no.

La instrumentalización que se ha hecho de la selección -ni más ni menos la que se hace en todas las selecciones y todos los países- por parte de los poderes políticos, pero sobre todo por los políticos nacionalistas españoles y sus consiguientes fuerzas mediáticas, han inflado un globo que de tan hinchado simplemente era cuestión de esperar que la primera espina lo hiciera explotar en mil pedazos.

No es lógico que lancen tantas campanas al vuelo cuando resulta que España ha caído en el grupo de las madrecitas de la caridad: Ucrania, la más fuerte, a parte de Sevshenko no tiene nada; Túnez, unos amigos que venían al mundial por ver algo de mundo y Arabia Saudita, que lo más redondo que habían visto en su vida era la joroba de un camello. En cuanto se han enfrentado con una Francia en horas bajas, toda la furia, garra y orgullo se ha ido a buscar “la cagá lagarto”.

No creo que esté muy contenta Doña Espe, que para hacer la competencia al grupo Prisa (a Cuatro, la cual se estaba llevando de calle todas audiencias en detrimento de La Sexta y tenía montado el chiringuito en la Plaza Colón), no ha dudado en montar una pantalla gigante para que los que el rojo solamente lo soportan en la Selección y la Bandera de España, pudieran verlo tranquilamente en la Puerta del Sol. Todo el aprovechamiento mediático de tanta bandera española por todo el país dependía de que la pelotita entrase entre dos palos, pero se ha encontrado que la selección ha perdido por tres a uno contra su más odiado rival (con permiso de vascos y catalanes): Francia.

En fin, que todo se ha acabado, los periodistas retractándose de tanta euforia económicamente interesante en un "donde dije Digo, digo Diego" humillante para salir del atolladero; la sangría de caros traslados y estancias de toda la curia político-deportiva se han terminado, los futbolistas al final están de vacaciones y el fútbol ha dejado de tener interés en este país. Se ha vendido la piel del oso antes de cazarlo y ahora vendrán las consecuencias: Los jugadores no eran suficientemente buenos, el seleccionador una mierda, que si robaron el partido o si han tenido mala suerte. Sin embargo, nadie mirará a los verdaderos culpables de este desaguisado, es decir, los políticos y sus particulares brunetes, que han politizado asquerosamente un simple deporte de equipo.

Definitivamente, “La Furia”, caso de haber existido nunca, empezó y acabó con Zarra.

martes, junio 27, 2006

El Pasodoble del mal pensar.

Los que me leen desde hace tiempo y me conocen desde hace más, sabrán a estas alturas que uno es mal pensado de nacimiento, con el consiguiente riesgo a no equivocarse que ello comporta. Pues bien, hoy han hecho un especial de "Mira quien baila" en que participaban los ganadores de las tres ediciones anteriores (a la sazón, David Civera, Claudia Molina y Rosa López (alias De España) y algunos de los participantes. Tal como he pasado por la puerta mi familia me ha preguntado ¿Quién va a ganar? Rosa López, he dicho sin dudarlo un mínimo instante. Y así ha sido. ¿Casualidad? Desde mi punto de vista no.

En este concurso, se votan a los mejores en función de las llamadas o SMS que se envían a ciertos números de teléfono, peeeero (como diría Albert Mota), cuando se encuentran en la fase eliminatoria, no se rigen totalmente por este sistema -que sería igual para todos- sino que se seleccionan los "nominados" gracias al dedo de la misma organización. El público se encarga entonces de salvarlos o no en función de sus gustos. En las otras dos ediciones los ganadores lo fueron más o menos a pulso, pero en la tercera había algo más que las preferencias de la gente.

En la tercera edición, la estrella desde el principio fue Rosa, ya que la organización, es decir La Trinca -Gestmusic-, es la que tiene los derechos de Rosa en tanto que participante de Operación Triunfo. Pero es más, la dicha intérprete está en ciernes de lanzar -si no lo ha hecho ya- un nuevo disco. Los trincos han sabido hacer los negocios como sólo ellos saben y han relanzado a una estrella absolutamente apagada a base de endosarla dos veces por semana por la televisión y hacerla llegar hasta el final de la competición siendo la que más parciales ha ganado. El público ha hecho el resto, la publicidad indirecta del disco les llenaran los bolsillos un poco más.

Sin embargo, el problema no es este, sino que la cosa ha sido muy a la descarada. La "De España" bailaba bien, pero no era ni mucho menos para llevarse tantos galardones. Milene Domíngues (la enésima "ronaldinha") o David Meca daban mucho mejor el tipo de bailarín con mucha más gracia y con mayor versatilidad que la López, pero no, una tras de otra ésta se llevaba todas las finales. Ahora dirán lo que quieran, que si fue el público, que si hay notarios... lo que quieran, pero siempre me quedará la duda: si no hubiese coincidido con el lanzamiento de su nuevo disco ¿la hubieran invitado? Y caso de invitarla ¿hubiera ganado con tanta "autoridad"? ¿O a las primeras de cambio habría salido por la puerta falsa?

Son todo elucubraciones sin fundamento, pero por desgracia, en este país, si piensas mal tienes todas las posibilidades de acertar.

Y hoy también ha ganado.

domingo, junio 25, 2006

Sopas con honda.

Hay que ver como es este mundo. Mientras que en Filipinas, país tercermundista donde los haya, la presidenta Arroyo ha firmado el decreto de abolición de la pena de muerte en su país, en los Estados Unidos, el país más rico y más demócrata de la Tierra, se están buscando alternativas "más humanas" a las actuales inyecciones letales que se utilizan con sus reos, ya que estas pueden llegar a tardar en hacer efecto hasta 45 minutos y provocar importantes sufrimientos a los presos, pudiendo "llegar a molestar" al público asistente a la ejecución.

Saquen la conclusión que quieran, pero me parece que algunas veces la ética de los pobres da sopas con honda a la soberbia de los ricos.

sábado, junio 24, 2006

La absoluta culpabilidad del inocente.

Imagine que usted está siendo blanco de un grupo mafioso el cual le obliga a pagar una serie de dinero a cambio de no poner en peligro las vidas sus familiares. Imagine que la policía no sólo no hace nada para evitar la extorsión, sino que encima, como se entere que ha pagado, lo va denunciar por colaboracionista. ¿Qué hacer? Pues en esta misma diatriba se encuentran los empresarios vascos que pagan el impuesto revolucionario a ETA. Si pagas, malo, porque el Estado te encausará por colaborador con banda armada. Si no pagas, peor, tu familia y tu patrimonio corren serio peligro de atentado. Aberrante.

Esta mañana se ha dado a conocer el hecho de que el juez Grande-Marlaska ha decretado la detención de un par empresarios navarros por haber pagado el impuesto revolucionario, hecho delictivo según el código penal español. Y la pregunta que me hago es… ¿Quién defiende a la víctima? El Estado, que en principio tendría que defender la legalidad y, por tanto, a la víctima de la extorsión, no solo no la defiende de las mafias que la atacan, sino que encima la acusa de colaborar con ella. ¿Es lógico? No, en absoluto.

Acostumbramos a ver en la Justicia al garante de la inocencia y la legalidad, cuando en realidad la Justicia, lo único que es el órgano del Estado que impone la legalidad política sobre la ciudadanía. De esta forma, en la situación que comentamos, la Justicia no actúa para defender al inocente, sino para imponer la fuerza de una política concreta a alguien que actúa al margen del Estado al cual sirve, en este caso los terroristas.

Al Estado le importa un pito la situación de indefensión del empresario, simplemente quiere que su dinero no llegue a quien se opone a él; por su parte, el terrorista quiere que el dinero llegue a sus arcas para poder seguir actuando contra el Estado. O estás con uno o estás con otro. Si estás con unos, el otro tomará represalias contra ti y no hay opción de salirse de entre la espada y la pared, ya que se encuentra en medio de un pulso en que el Estado y ETA lo obligan a ponerse a la fuerza a favor de uno u otro. Otras consideraciones son absolutamente superfluas para ellos.

Vista la tesitura es normal que los empresarios sigan pagando, ya que hagan lo que hagan son culpables de colaboracionismo. Por tanto, si lo que corre peligro es la integridad física de sus seres más allegados, es normal que se jueguen el ir a la cárcel por salvarlos, en el supuesto de que al menos el Estado no intentará tirarlos barranco abajo.

¿Hasta cuando la justicia sólo funcionará para defender los intereses del poder establecido y no para defender la verdadera Justicia?

Mucho me temo que no tengo respuesta a dicha pregunta.

viernes, junio 23, 2006

La última maragallada.

Corta vida política ha tenido el presidente que tuvo la suerte -más que la pericia- de desbancar a Pujol de su veinteañero trono. Unos dirán que es bueno y otros que es malo, pero desde mi particular punto de vista creo que Maragall, más que un político brillante ha sido una persona simpática, pero al cual la presidencia de la Generalitat le queda un tanto grande: no es un estadista al estilo Pujol.

Se puede decir que el PSC, Zapatero y CiU le han hecho la cama para que abandone la presidencia, pero más bien creo que él solito se mató y entre todos se murió, o lo que es lo mismo, que sus continuas "maragalladas" le han hecho cavarse a pulso su propia fosa y a sus detractores, simplemente les ha hecho falta darle el empujón.

La indiscreción del 3%, los jueguecitos con las coronas de espinas, las dudas en el asunto del viaje a Perpinyà de Carod, la expulsión de ERC del tripartito, son asuntos que podrían haber sido perfectamente evitados, unos por pecar de inexperto, otros por falta de previsión y contundencia en las decisiones. Demasiadas malas jugadas que han llevado a la clase política catalana al borde del vodevil y que han obligado a los altos mandos tanto de CiU como de PSC a solicitar su relevo. Seguir con él hubiera sido el cataclismo para la ya tocada seriedad de la clase política de Catalunya.

No obstante, Maragall se lleva algo que no han conseguido arrebatarle nadie, el nuevo Estatut de Catalunya. Pasqual ha puesto todo su empeño en conseguirlo, ha ardido como una tea políticamente hablando, pero lo ha sacado. Alguien puede pensar que es una lástima que no pueda ser él mismo el que lo implante, pero dado el desgaste tremendo que ha conllevado, han de ser otras manos si no más hábiles, sí al menos diferentes. El trabajo que se propuso lo ha finalizado con éxito y ya está bien.

¿Quién será el próximo presidente de la Generalitat? No tengo ni idea, pero sí tengo claro que otra reedición del tripartito no creo que se vuelva a producir, más que nada porque tanto ERC, como PSC serán castigados por el voto flotante en beneficio de CiU. Un CiU que ha dado una cierta imagen de saber estar en su sitio en los momentos clave, y un Mas que dirigido por Pujol en la sombra ha sabido aprovechar las debilidades de la auténtica casa de putas que en algunas ocasiones se convertía el gobierno Tripartito, para colocarse medallas y dar una imagen de seriedad que no se transmitía desde la generalitat.

Montilla, más que posible candidato por parte del PSC para la presidencia, a mi humilde pensar no va a salir adelante, pero no por su "charneguismo" -el cual sería "perdonado" por el grueso de sus posibles votantes-, sino por ser un hombre demasiado gris, serio y poco comunicativo, que llena más de dudas que de ilusiones a un posible votante.

El resultado -incierto- lo tendremos en nuestras manos los que vayamos a votar. Y a ver si no nos "columpiamos" tanto en los que votamos, que ya cansa votar por uno mismo con que ni menos tener que responsabilizarnos por los de los demás.



Y mira que le salió maja la foto...

lunes, junio 19, 2006

El Derecho a estar a la patalallana.

El referéndum de ayer por lo del Estatut (loado sea), tuvo un protagonista que brilló justo por su ausencia: la abstención. Casi la mitad de los catalanes con derecho a voto no ejerció dicho derecho. Tanta murga con el Estatut, el día que hacía y el calor sofocante invitaron a la gente a hacer otra cosa mejor que desplazarse al colegio electoral y meter el cacho de papel. Sin embargo, todos los analistas y todos los partidos políticos han querido arrimar el ascua de la abstención a su sardina.

Antes de nada, hemos de conocer que la abstención es un derecho de la ciudadanía que puede ejercer o dejar de ejercer tal como le venga en gusto. Cuando ejercemos este derecho estamos dejando que los que sí quieren ejercer el derecho a voto decidan por nosotros. O dicho de otra forma: que sea lo que salga, que ya me está bien. Otro cantar es el hecho de que quien se abstenga no tenga derecho moral a quejarse, pero ya sabemos que la moral es una cosa muy laxa y no está muy de moda.

Esta vez ha sido el 50% de los votantes que han participado, es decir, que yo he votado por dos personas: por mí, y por alguien que le ha dado lo mismo lo que saliera y ha dejado que yo decidiera por él. Sencillo, ¿no?. Pues no, todos han querido ver algo en esta abstención. Unos han querido ver un voto de castigo a Maragall, otros al PP y a ERC, otros han querido ver un No generalizado al Estatut y otros un Si igualmente generalizado. ¿En qué quedamos?

La única realidad objetiva es que en el día de ayer, 2.500.000 personas decidieron que lo que dijeran las otras 2.500.000 personas ya estaba bien. Han ejercido un derecho democrático que en todas las democracias consolidadas se da igualmente, o lo que es lo mismo, la abstención además de una apatía por el mundo de la política es un signo de normalidad democrática.

El sí ha ganado, el no ha perdido y al ciudadano aquel que estaba más ancho que largo estirado en su tumbona que no le vengan interpretando políticamente su “dolce fare niente”, que el gustazo no se lo quitará nadie.

Estaba en su derecho.

sábado, junio 17, 2006

Lenguas, lobos y extinciones.

Como ya he dicho en alguna ocasión, si hay algo que me atrae de forma especial son los anacronismos y los restos relictos de épocas pasadas que aún se pueden encontrar en el presente, y uno de los campos en los que me encanta hurgar, buscar es en el asunto de las lenguas. El otro día me topé con el Libro Rojo de las Lenguas en peligro de la UNESCO y llegué a la conclusión de que el hombre, no solamente se está cargando el medio ambiente en que vive, sino que con él, está destruyendo su propia herencia cultural. El hombre es un lobo para el hombre, dijo Voltaire. Tal vez se quedó corto.

La globalización de los intereses económicos y políticos de los últimos años, en que se utilizan los mass media de forma taladrante para hacer llegar a la población mensajes políticos y publicitarios de cualquier tipo, ha provocado que de las 125 lenguas que se hablan en Europa, tan solo 40 se mantengan oficialmente sin problemas y el resto esté en diversos grados de peligro. Si contamos con que el catalán sorprendentemente está situada entre las que se mantienen sin problemas, pena da pensar en qué situación se deben encontrar las otras.

Las políticas de prestigio de unas lenguas sobre otras por parte de los gobiernos, junto con la connivencia del ahorro en los presupuestos de publicidad por parte de las grandes empresas, han provocado que lenguas perfectamente funcionales pero habladas por pequeños grupos se vean progresivamente apartadas del uso cotidiano llegando algunas veces a ser aniquiladas inmisericordemente.

De esta forma nos encontramos con ejemplos tan flagrantes como el caso del occitano, que de ser una lengua de cultura y de estado, hablada incluso por un premio Nóbel -Frederic Mistral-, debido a la brutal imposición oficial del francés -que llega incluso a tratarlo despectivamente de “patois”- ha pasado en poco menos de un siglo a ser un mero cadáver lingüístico que solo unos pocos miles de “héroes” mantienen vivo ante todas las adversidades.

Peor suerte tiene el Istrio-rumano, variedad de rumano que se habla desde antes del siglo XIV (de 1329 se tiene el primer testimonio escrito) en la península de Istria, en Croacia, a pocos kilómetros de Trieste (Italia), el cual, totalmente aislado del rumano de Rumania ha aguantado a trancas y barrancas hasta la actualidad. El futuro de esta lengua es, no obstante, absolutamente negro. Tan solo lo hablan menos de 1000 personas que ya no lo tienen como lengua habitual -son bilingües con el croata- y no hay relevo generacional ni ayuda estatal de ningún tipo. Y como esta, hay quince o veinte más.

Tampoco es cuestión de llegar a los extremos que ha llegado el córnico o el manx (gaélico de Cornualles y de la Isla de Man (Gran Bretaña), respectivamente), que llegando a extinguirse los dos, uno en el 1777 (se dice que las últimas palabras de la última hablante monolingüe de córnico fueron “yo no hablaré inglés”) y el otro, el Manx, en 1974, se han conseguido resucitar consiguiendo que unos cuantos centenares de personas tengan un alto grado de competencia en dichas lenguas a base de tenacidad y de inmersión lingüística forzada.

El camino que llevamos emprendido obliga a que todo lo que sea diferencia, moleste y todo lo que no sea rentable económicamente sea digno de desaparecer. Si seguimos así todo el planeta hablaremos solamente inglés y nos llamaremos todos García, Ming, o Smith y no habremos hecho nada para evitarlo.

El siguiente paso será, sencillamente, desaparecer.

viernes, junio 16, 2006

El Cachondeo justiciero.

Si alguien pensaba que en este país se ataban los perros con longaniza, con el asunto de los ladrones que fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad “porque no se acostumbra a hacerse”, puede tener la completa seguridad de que ello es totalmente cierto.

La situación, de auténtico vodevil, debiera ser de las que hagan caer la cara de vergüenza a la fiscalía, a los jueces, al gobierno, y al Estado en general. Que se cojan in fraganti a unos ladrones armados hasta los dientes a punto de asaltar un banco, que encima se grabe en video por la misma policía, y que después cuando se presentan a disposición judicial sean liberados por falta de pruebas, más que un error es una canallada de las de peor calaña que existan.

¡¿Qué es lo que se tiene que presentar a un juzgado para detener a alguien?! ¿Un cadáver? ¿Millones de euros robados o estafados? ¿O simplemente no pagar un recibo de contribución? La justicia en este país es de risa, de puro cachondeo, donde sólo se actúa en función de intereses económicos de los poderosos, partidistas o del revuelo provocado en la opinión pública.

¿Alguien puede creer en una Justicia que echa marcha atrás cuando la gente y la propia policía claman al cielo la puesta en libertad de esos cinco peligrosos delincuentes, diciendo que ahora SÍ tienen “pruebas” de la gravedad de lo acaecido? ¿Alguien puede creer en ella? Ahora tan solo han logrado coger a tres de los cinco. A los otros dos, cógelos si puedes. O si quiere la policía arriesgar la vida para nada, claro.

Eso sí, ten unos cuantos millones en tu bolsillo, y la justicia actuará con total dedicación y dureza

¡Cuanta razón tenía Pedro Pacheco!.

miércoles, junio 14, 2006

Hoy, cuento: El Match.

Hoy, que es sábado, hemos aprovechado todo el grupito de amigos que normalmente nos juntamos para hacer una velada deportiva. Esta era una de aquellas reuniones llamadas familiarmente “ya-quedaremos” y que resultan tan utópicas como la teoría anarquista de Bakunin. Pero... ¡Oh, providencia! para hoy nos hemos puesto todos de acuerdo. Nadie tenia compromiso importante que les impidiera venir... aunque a alguno hay al cual el “compromiso” le esperará detrás de la puerta por no haber contado con él. Era el match de la jornada, por no decir del siglo, y nadie estaba dispuesto a perdérselo.

Quedamos todos en la puerta de mi casa, ya que es la más cercana entre el barrio donde vivíamos y el Palacio de los Deportes, al cual nos teníamos que desplazar para poder presenciar el tan, a priori, emocionante espectáculo.

Yo particularmente, me preparé con mi bufanda, mi bandera y mi trompeta de gas, con el fin de convertir la grada en un autentico infierno para los aficionados visitantes. Igualmente hicimos todo el resto de la “peña” y decidimos ir por la calle haciendo juerga y jarana con nuestras banderas y bocinas. ¡Ep! Eso si... todo en pacífica convivencia y respetando a todo el mundo, porque nosotros nos divertimos sin molestar a nadie y convidamos a todo el mundo a participar de nuestra fiesta particular. Sabido es que siempre hay una minoría incívica pero, por suerte, no es nuestro caso. De hecho solo hay uno que fuma (encima, en pipa) y otro que bebe alguna cerveza que otra por sus migrañas ocasionales. En fin... viciosos en estado puro, vaya.

Nuestra cachonda piara multicolor (si me llegan a leer, me matan) llegó con cierta antelación al recinto, cargada con el mejor humor y con las mayores ganas de pasarlo bien. A pesar del adelanto aún tuvimos ciertos problemas de ubicación, ya que las gradas estaban hasta la bandera y había poco sitio libre. ¡Que ambientazo! ¡ No cabía un alfiler! Aquello prometía ser una velada histórica... sobretodo para uno cuando volviera a casa. ¡Jojojojo!

Una vez sentados todo el mundo en su asiento mas o menos cómodo, repartidos los altramuces y pipas de calabaza correspondientes, esperamos cantando alegremente a que se sortearan las ubicaciones de los jugadores. Estaba a punto de empezar... y el arbitro ya se preparaba para dar inicio del “match”. ¡Y comienza!

Poco tardamos en ponernos de pié ante la jugada inicial, digna de un crack.

-¿Te has dado cuenta que “Apertura Española” más buena ha hecho Kasparov?

- ¿A eso le llamas buena? ¡Si podía haberle hecho un Jaque Pastor nada mas empezar! ¡Que malo es el tío!.

- ¡Oye! Que el pobre no ha podido hacer nada mas en la jugada.

- ¡Callaos ya! ¡Si no tenéis ni idea, no sé a que venís! ¡Buff! ¡Que asco venir con esta gente!

- No... si aún acabarán por comerle el alfil, ya verás tú...

sábado, junio 10, 2006

Las razones de un voto.

Yo, he de reconocer que soy un tanto raro, ya que acostumbro a pensar muy mucho -a veces demasiado- todo lo que hago y, evidentemente, este asunto del Estatut no iba a ser una excepción. ¿Votar si o votar no? Yo lo he tenido claro desde el principio, pero ya no es cuestión de tenerlo claro, sino estar objetivamente convencido ello, lo cual no acostumbra a ser fácil.

Para empezar, comencé por leerme sucintamente el texto aprobado (castellano o catalán, al gusto) por el parlamento español. Posteriormente, me he dedicado a ver debates al respecto y al final ver lo que dicen los diferentes partidos (PSC, CiU, ICV ,ERC y PP)

La principal conclusión que obtuve fue que, aunque no sea el mejor Estatut que se pudiera sacar (soy de tendencias federalistas), en sí no está nada mal, chocándome incluso algunos de los artículos que han pasado al fino cedazo centralista que se gastan por los madriles.

El texto aprobado significa un avance respecto el anterior, en lo que respecta en autogobierno y materia económica, ante lo cual no me extraña que los rancios nacionalistas españoles de siempre se opongan frontalmente: El de 1979 se parece más al Decreto de Nueva Planta que este nuevo. La lógica, por tanto, dice que si una renovación significa una mejora respecto algo anterior, hay que tirarse a ella de cabeza, y el nuevo Estatut, lo significa.

Si miramos lo que dicen los partidos políticos en sus campañas, la cosa está bien clara, fíjense si no en los mítines. Mientras que los partidos que defienden el Si tienen su defensa en la explicación detallada de los artículos (mención aparte son los anuncios del PSC para con el PP, que más bien entran en campaña preelectoral que en la aprobación o no del Estatut), los que defienden el No, no utilizan el articulado del nuevo texto para apoyar sus tesis, sino excusas más o menos peregrinas relacionadas con él. ¿Por qué? Pues sencillamente porque, en el caso del PP, no destruye España como ellos venden, y en el caso de ERC los artículos son bastante mejores al anterior por mucho que digan que es insuficiente.

Total, que mi conclusión es que lo que realmente interesa -ahora por ahora- es aprovechar las nuevas oportunidades que da el nuevo redactado y por tanto votar Si. Ya llegará el momento mejor en que se pueda aumentar el techo de soberanía de forma más cómoda, pero de momento hay que andar hacia el objetivo, ya que si te paras, no avanzas lo más mínimo.

El voto del No es, simplemente, el voto “por fastidiar”, es decir, en el caso de ERC por rabieta ante la medalla que se puso CiU con Zapatero, quitándole el papel de vedette que tenía hasta entonces; el No del PP es un sencillo "No a Zapatero", y el resto de consideraciones son excusas superfluas.

En fin yo os he explicado mis conclusiones. Vosotros ya os haréis las vuestras, que para eso ya sois mayorcitos.

viernes, junio 09, 2006

Circo por fútbol.

Pan y circo decían los romanos y, según parece, las innovaciones que ellos hicieron, simplemente han sido actualizadas mínimamente. Ante las situaciones del terrorismo de Irak -con la aniquilación de Al-zarqawi-, las subidas de los tipos de interés que harán que el problema de la vivienda sea un poco más asfixiante, o los continuos asesinatos selectivos de Israel, o la comercialización de una vacuna contra el cáncer de útero… ¿Qué es lo que nos encontramos? Con un mundo que está paralizado porque se juega un mundial de fútbol. El deporte rey, tiene más peso informativo que cualquier otra noticia. Vamos bien apañados.

Cualquier cosa, por más importante que sea, dejará de tener importancia mientras dure el mundial. Si quieren hacer un golpe de estado en EE.UU., lo podrán hacer; que explota una central nuclear, no se enterará ni cristo; si se hunde el mundo, mientras queden televisiones emitiendo y gente jugando partidos, va a pasar totalmente inadvertido. La fútbolmanía ha llegado a invadir todo, y lo que es peor a ocultarlo todo.

Particularmente el fútbol me gusta por el juego de estrategias que ha de desplegar, pero encuentro que todo este soberano tinglado que se han montado es un poco exagerado -por no decir extremadamente exagerado. Los periodistas necesitan eventos que movilicen a las masas, y no dudan en retransmitir los asuntos más escabrosos y morbosos o los eventos deportivos más masivos con tal de ganar audiencia. Sin embargo, esto es peligrosísimo.

Si todos los medios de comunicación están inmersos en una lucha tal por la audiencia que todos tienen la necesidad imperiosa de dedicarse en cuerpo y alma a los eventos más masivos, resulta que la libertad de expresión se reduce a la nada, simplemente porque lo masivo es lo que vende. Cualquier otro enfoque resulta, por tanto, ruinoso y, por ende, aprovechado por los grupos de poder para manipular la realidad informativa. Así de sencillo y así de duro.

Un programa de difusión de la filosofía, a ojos de un espectador medio es un peñazo impresionante perfectamente prescindible, lo cual juega perfectamente a favor de todos aquellos a quienes la sabiduría de la población resulta, como mínimo, incómoda. Resulta más fácil olvidar y seguir compadeciéndonos de nuestros males sin hacer nada por solucionarlos.

Pan y fútbol. Y es que, al fin y al cabo, el mundo no es más que una pelota.



¡Que balón más chulo le ha salido a la Nike!

martes, junio 06, 2006

Quijotismos políticos.

Que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible, como dijo el académico torero El Gallo. No puede ser que una oposición seria (supuestamente) de un país serio (supuestamente) en una sociedad avanzada (¡je!) haga el juego tan sucio que está haciendo el PP.

De acuerdo que haya intereses de partido en las decisiones de los grupos políticos, con el fin de beneficiarse electoralmente o de desgastar al equipo de gobierno, pero es que el gran pecado que está cometiendo la oposición es que con la excusa de defender la integridad de este país, se está olvidando absolutamente de él.

El PP, lejos de hacer una oposición para destacar los fallos -muchos- que está cometiendo el gobierno socialista y de esta forma ganar puntos mejorando el nivel de vida de la ciudadanía, se está dedicando a una simple caza a toda costa del actual ejecutivo.¿El fin? Conseguir la poltrona al precio que sea. Si eso es preocuparse por España, que venga Dios y lo vea.

Que Acebes diga que la política de Zapatero es la política de ETA y que Rajoy rompa oficialmente relaciones con el ejecutivo es, además de una barbaridad dentro de un estado de derecho, una auténtica falta de respeto para con los ciudadanos y, lo que es peor, con la democracia. Aunque está visto que la democracia y el beneficio del general de la población le importan más bien poco a los pupilos del tío del bigote.

¿Qué es lo que temen? ¿Que Zapatero consiga que ETA deje de matar y la tan ansiada paz en Euskadi y sea reelegido? ¿Tan faltos de argumentos, tan vacíos de motivos están en la oposición que su única baza en un parlamento es negarse a participar con el gobierno -legítimo y democrático- de cualquier tema, y especialmente en el asunto tan serio y tan trascendente del fin de la lucha armada? ¿Tanto ansían el poder que no dudan en utilizar las tácticas anti-sistema de cualquier partiducho minoritario? ¿Dónde han dejado la responsabilidad de ser el segundo partido del gobierno?

Visto está que este país, eso de la democracia no lo ha entendido, ni la entenderá jamás simplemente porque no tiene interés en hacerlo. Los quijotismos políticos marcarán su día a día, hasta que llegue su fin como estado o venga el golpista de turno a hacer lo que a él le salga de los huevos.

Sea lo que sea, nos lo tendremos merecido.

lunes, junio 05, 2006

Sino todo lo contrario.

Ya pasada un poco la deria “juradil” que nos ha invadido durante todo el fin de semana y que nos obligaba a chupar Rocío Jurado a todas horas, como si no hubiese otras cosas de más importancia en la vida que la muerte de una cantante de más o menos renombre - sin ir más lejos, el ascenso del Nástic de Tarragona a primera u hoy mismo, que se celebra el 25 aniversario del descubrimiento del Sida- retomamos la normalidad en este lunes festivo en Barcelona.

En fin, que en Catalunya ya tendremos tres equipos en la primera división; un equipo que se autoproclama -no sé con qué derecho- el equipo de Catalunya, y otros dos que lo único que harán es tocarles los huevos a los primeros. Ahora ¿qué excusa tendrán para seguir dando hora y media de Barça y cinco minutos para los demás en TV3? No… si por algo la afición tarraconense “calentó” a los cámaras de la televisión público-blaugrana. Por ecuánimes, sin duda.

Sin embargo, hoy, día del Medio Ambiente -día celebrado por nadie y menos por el propio medio ambiente- se celebra el 25 aniversario del descubrimiento del SIDA. Esta enfermedad que padecen en la actualidad unos 40 millones de personas, ha causado la friolera de 20 millones de muertos. Y aunque las investigaciones han avanzado no poco, la diferencia entre la vida y la muerte estriba en que tengas más o menos dinero en tu bolsillo. En los países ricos, el sida se ha convertido en una enfermedad crónica, mientras que en los países pobres, el sida es mortal de necesidad. ¿Es eso justicia? ¿Es eso dignidad humana? No, eso es dinero y mercantilismo. Somos lo que tenemos, no lo que somos.

Y de mientras, aquí continúan peleándose con el si o el no del Estatut, flipando en colores viendo a los políticos cómo con total descaro defienden sus posturas ante viento y marea, cuando podrían estar defendiendo perfectamente la tesis contraria. Simplemente que lo más nimio les hubiese sido concedido o arrebatado en su negociación particular, ya estarían vendiéndonos las gracias o desgracias de este Estatut con total convicción. No vale la pena perder un minuto con ellos, realmente.

Total, que visto lo que hay, uno llega a la conclusión de que cambiar esta sociedad, costará y no poco. ¡Y no poco!



Costará, costará...

sábado, junio 03, 2006

jueves, junio 01, 2006

Cronistas zombies de una muerte anunciada.

Rocío Jurado ha muerto, pero esta vez oficialmente. Los medios de comunicación ya la habían matado hace bastante tiempo atrás con continuos comunicados de su estado, que más que una preocupación por su estado de salud, denotaban la lucha morbosa entre ellos por ver quien retransmitía en primer lugar la muerte anunciada de la tonadillera.

Decenas de carroñeros oportunistas -mal llamados periodistas- se apiñan en las puertas y vallas de la casa de la Jurado en búsqueda de la foto más morbosa e indecente, pero que les puede dar pingües beneficios, y si no es a ellos, a los grandes medios. Todo por la pasta.

El respeto por el dolor humano no existe, porque la muerte y el sentimiento de las personas han sido convertidos en meros artículos de mercadeo y de negocio en manos de gente sin escrúpulos que, de dejarlos, no tendrían el menor reparo de poner una cámara en el ataúd de Rocío para retransmitir en directo su putrefacción.

Que descanse en paz La Chipionera. Muchos de sus “cronistas” hace ya mucho tiempo que lo hicieron... en vida.