Publicidad

miércoles, agosto 31, 2005

La tiranía de la libertad de fumar.

Podría dedicarle hoy el post al magnífico ejemplo de borreguéz humana que ha sido la muerte de unas 800 personas en Bagdad tras una estampida humana, pero ya bastante sangre tienen en aquellas tierras tras la "pacificación" del pais por el próximo Nobel de la Paz, el ínclito Bush, como para hacer más escabechina. No. Hoy lo dedicaré a la ley antitabaco en bares y restaurantes, que espero se ponga en práctica con la mayor de las durezas.

Yo, para desgracia de los fumadores, soy alérgico al humo del tabaco, el cual, además de los molestos estornudos, rojez de ojos e impregnación del hedor tabaquil en mi ropa, me produce dolor de cabeza y migrañas, aún así tengo que estar chupándome dia sí y dia también los gases tóxicos que desprenden esos "inocentes" cigarrillos quiera o no, gracias al ejercicio de la libertad de los fumadores, sin tener el mínimo miramiento con los que no fumamos.

Me resulta IMPOSIBLE poder cenar o tomar algo en un bar o restaurante -cualquiera- sin tener que estar soportando a pocos centímetros de mí al típico tonto quasiadolescente (pongamos hasta los 40 años) que no para de fumar y hacer volutas de humo porque así se liga más, o a la inmadura jovencita que se hace la interesante y consume su cigarrillo en la mano prácticamente sin dar una calada -8 caladas en un cigarro, es el record que tengo controlado-, mientras que los demás tenemos que tragarnos su apestoso aire polucionado y callarnos, porque si les decimos que por favor no fumen, eres un asqueroso fascista intolerante digno de ser escupido y ser machacado a palos. Una vez más, los que no seguimos al grupo somos peligrosos. Genial.

Me he tenido que ir de más de un lugar sin acabar de cenar porque se ha armado tal humareda en el interior del local que no podía soportarlo. A una persona se le puede solicitar que deje de fumar, pero no es factible solicitar que a todo el mundo que fume deje de hacerlo, ya que todo el mundo lo hace, y los pobres que no fumamos somos una minoría y hemos de callarnos. En algunos locales, lo que hacen es poner a tope la ventilación/refrigeración, pero es tal el volumen de humo generado -el cual llega a molestar a los propios camareros- que el frio y la corriente de aire que se produce te hace cenar haciendo "corchetes" y poniendo en peligro tu salud aún más si cabe. No es humano, pero es lo habitual por estas latitudes.

La libertad a fumar un cigarrillo choca con el derecho a respirar de las personas, y cuando ambas se ponen en confrontación, la primera JAMAS puede ser prioritaria respecto lo segundo, pero actualmente en todos los locales de restauración la libertad a fumar pasa a galope sobre el derecho a respirar. Siempre se puede decidir no ir a aquel o aquel otro local porque fuman demasiado, pero es que si sigues esa táctica NO SALES DE CASA. Es espantoso.

He pensado muchas veces en contraatacar, es decir, cada vez que me tropiece con alguien que fuma antes, durante y después de la cena, tirarme un par de hediondos pedos. ¿Que pasaría? ¿Serían tan hipócritas que se quejarían entonces de la peste que reciben? Pues que sepan que si lo suyo es un vicio, lo mio es una necesidad fisiológica. Hasta ahora no lo he puesto nunca en acción porque el decoro me impide rebajarme a según que niveles, pero no dudaré en hacerlo si tras la puesta en marcha de la ley, encuentro al -o a la- "carretero" maleducado de turno pasándosela por los cojones. Lucha de libertades y necesidades.

Para nuestra desgracia, a años luz estamos de Europa, donde ver fumar en público a la gente es una auténtica rareza, por suerte para su salud.

Por aquí, como siempre, seguimos retrasados.

martes, agosto 30, 2005

De "voltio" por Europa.

Visto que la actualidad política no da mucho de sí, o mejor dicho, da la pena de siempre, no procederé -aún- a disparar a troche y moche para recuperar la fama de lider de la opinión "rogelia" que me han dado (¡Cuanta estultícia, Dios!) junto a Malaputa, esos que con el brazo en alto siempre levantan España, pero que -como es típico español- acaban haciendola caer al peor de los pozos. Ande iremos a parar...

En fin... yo no se si sois muy aficionados al camping y a las grandes rutas en coche, pero yo si que lo soy, más que nada porque el único accidente que pueda tener en avión será porque me caiga en la cabeza y el bolsillo no está para ir de hoteles durante 15 o 20 dias de agosto. Este año me he tragado 3378 kms de autopistas europeas en mi Opel Corsa 1.2 de 3 puertas del año 97, atravesando 5 paises europeos, a saber: Francia, Alemania, Luxemburgo, Belgica y Holanda, y las características de conducción y camping de cada uno de los paises varía mucho. Os detallaré algunas cosas que os pueden interesar si no os habeis decidido todavia a atravesar la frontera con vuestro coche y vuestra tienda.

Francia:

Las carreteras, por lo general, son buenas, y muy bien señalizadas, con un cierto exceso de rotondas que acaba por inflar un poco las narices. Las autopistas son muy buenas, con una señalización simplemente genial y con areas de descanso y de servicio cada pocos kilómetros. El inconveniente es que son caras y que la gasolina es mucho mas cara que en España (1.35 € la SP95), pero siempre tienes la opción de salirte de la via e ir a las gasolineras de los pueblecitos que sale mucho mejor de precio (1.22 €). Atención a los peajes, que no aceptan Visa, y mucho menos Visa Electron. En las gasolineras si, siempre y cuando no sean automáticas -las de los Auchan, Carrefour y demás, lo son a partir de las 6 de la tarde-, con el problema de que no aceptan dinero efectivo y puedes llevarte un chasco como vayas justo de gasolina. Por cierto, la gente, simplemente, no pita.
Respecto los campings, es una bendición, ya que hay prácticamente en cada pueblo, de mejor o peor calidad, pero siempre hay alguno. Todos tienen de todo, y si teneis un poco de suerte, podeis encontrar auténticas maravillas de camping a unos precios muy buenos.

Alemania

No he recorrido en profundidad Alemania, pero alguna idea puedo dar. Las carreteras no están mal, aunque tampoco son ninguna maravilla, con una señalización bastante caótica estilo España o Italia. Las autopistas son gratuitas, pero tienen el firme mucho peor conservado. Estaciones servicio y de descanso a una cierta distancia entre ellas. Gasolina algo mas barata que en Francia, aunque no mucho. No hay límite de velocidad en las autopistas, pero la sensación es que la gente hace uso de una cierta racionalidad a la hora de conducir y no se ven Kamikazes. Eso sí, cuando te cruza un Porsche, lo notas.

Campings bastante dignos, limpios y no demasiado caros. Agua caliente a según que horas. Gente muy amable y simpática, nos interrogaban a cada momento sobre las bonanzas del clima español. Nosotros, que huíamos de las bochornosas calores de Barcelona, encontramos que no sabían lo que se decían.

Luxemburgo

Las autopistas son un auténtico lujo, modernas, gratuitas y muy poco concurridas en las que se nota el alto poder adquisitivo del país. Algunos túneles son auténticas discotecas de luz y seguridad. La gasolina es la más barata de todo el recorrido, a 1.10 en todo el territorio. No en vano, todo el mundo que en su tránsito pasa por Luxemburgo llena a tope el depósito. Las carreteras son estrechas y adaptadas al poco tránsito del tranquilo país. No tuvimos ocasión de acampar.

Belgica

Este país solo lo visitamos de pasada. Las autopistas son gratuitas, pero con un firme muy machacado -excepto los alrededores de Bruselas- y con pocas areas de descanso y estaciones de servicio en ruta. Optamos por abreviar su tránsito, aunque las colas en la ronda de Bruselas por las obras son tremendas. Nos llamó la atención un coche belga con un adhesivo de Asturias y una camisetita colgada en el vidrio de atrás que ponía "Antes muerto que sin sidra", ¿un emigrante aficionado a la sidra?. Si cargas de gasolina en Luxemburgo, Belgica te la haces de una tacada, donde los precios son similares a los franceses. Visa Electron no aceptada, Visa normal -no caducada-, si.

Holanda

Los catalanes del norte. Pagas por todo -hasta por los mapas turísticos-, menos por las autopistas, aunque en el precio de la gasolina ya tienes el precio de ellas (1.46 €). Son muy buenas, seguras y bien señalizadas. Las estaciones de servicio no tienen los precios muy a la vista y no aceptan visa electron (visa normal, si). En los servicios principales mejor ir con dinero contante y sonante, aunque si quieres comprar souvenirs aceptan de todo. El trasporte público es caro y un follón a la hora de saber cuanto has de pagar, pero siempre es mejor que ir con coche. Si tienes bicicleta, este es tu pais. Las carreteras son buenas pero con una señalización no siempre correcta, y tienen carriles bici segregados de las calzadas. De todas formas, suele tener preferencia siempre la bicicleta al coche. Atentos.

Los campings están bien, tranquilos y bien acondicionados pero son algo caros y con la mala costumbre de que si quieres agua caliente, has de pagar (hasta 0.75 € por 5 minutos de ducha), pero ojo... o te duchas con agua caliente o no te duchas, porque no hay servicio de agua fria en ellas. Es un detalle a tener en cuenta. Debido al clima del país, mejor no hacer coladas, la ropa se mojaría mas de lo que está, aunque no llueva debido a la gran humedad que hay en el ambiente.


Como conclusión diría que os vais a encontrar mas de lo mismo, es decir, colas en los sitios más poblados (como las Rondas de Barcelona o la M30) y un tráfico muy denso en otras ocasiones, pero generalmente encontraremos un tráfico más pacífico que en nuestras atolondradas ciudades. No en vano, en el metro de París la gente antes de entrar... ¡deja salir!

En fin...que espero que estos datos os sirvan para proyectar vuestras vacaciones para otro año.

lunes, agosto 29, 2005

Ya hemos vuelto

Hola a todos! Tal como prometí, ya he vuelto a la tranquilidad y gris monotonía de la habitual vida diaria. Se acabó lo bueno, pero ¿que le vamos a hacer?. Como dijo el sabio griego de infausto recuerdo: "ajo y agua y a seguir currando que hay que comer".

Se acabó el estar dando vueltas por centroeuropa, visitando Francia, Alemania, Luxemburgo, Belgica y Holanda, el chuparte las colas de todas las grandes ciudades que te encuentras a lo largo del camino, de los precios desorbitados de la gasolina SP 95 (1.35 por Francia, 1.46 por Holanda), los peajes abusivos de las buenas autopistas francesas, acampando en diferentes campings europeos, "disfrutando" el sol de Holanda -si, si, un Sol de justicia, no bromeo, solo llovió una noche-, padeciendo el soberano lio que son los transportes públicos de Amsterdam, disfrutando el clima cambiante y los precios estilo "crucifixión" de París (5'5 euros un capuccino -buenísimo, eso si-) y lo que es normal en todos sitios, la cantidad impresionante de obras que nos hemos encontrado en todos lados y quenos han hecho disfrutar de las carreteras europeas.

En fin una miríada de anecdotas que hemos vivido durante estas vacaciones y que espero poder contaros durante estos dias.

Por aquí ya he visto que todo está igual... los PP's jodiendo la marrana, el Gobierno de vacaciones, el estatuto de Catalunya en el mismo sitio -en ninguno-, el tripartito que piensa subir los impuestos del alcohol y el tabaco... y en el "Tomate" ahora dicen que la culpa de todo lo que le pasa a la Pantoja es por culpa de que no quemaron la cabeza del toro que mató a Paquirri...

En fin...para irse otra vez de vacaciones, vamos.

Saludines!

martes, agosto 02, 2005

¡Vacacioneeeeees!

Amigas y amigos...

¡¡¡¡Ya tengo vacacioneeeeeeeeees!!!!

Uf!... despues de todo un durísimo año tanto en lo laboral como en lo personal, al fin han llegado las tan ansiadas vacaciones. Ya las echaba a faltar. Realmente es un placer sin igual eso de romper todas las rutinas, hacer lo que te da la gana, sin preocuparte de que a la mañana siguiente te has de levantar temprano, sin el agobio del teléfono ni del trabajo y limitandote a hacer lo que mas le gusta a uno: nada.

Me he desconectado de todo, no escucho ni una notícia ni leo un periódico. Me importa un rábano lo que hagan los ministros o los diez mil gaiteros en paro que ha dejado el nuevo presidente de Galicia, o si en Catalunya tendremos el mejor Estatut que salga de las pelotas de sus políticos. Estoy saturado de tanta martingala y no quiero saber nada de todo ello. Cuando vuelva al trabajo en septiembre, ya veremos a ver que mundo nos han dejado y, desde estas lineas, intentaremos señalar los entuertos en que nos meterán. Por que no dudo que lo harán -sinó no serían políticos.

En fin, que estos dias, como las rutinas se han ido a hacer puñetas, tampoco voy a dedicar mucho tiempo a este blog por lo que os recomiendo que deis una vuelta por mi sección de archivos y leais alguno de los más de 100 posts publicados durante este tiempo, ya que muchos de ellos no han perdido vigencia a pesar del paso de los meses.

No descarto algún día hacer alguna crónica puntual, pero Memento Mori! no empezará a estar actualizado hasta el próximo día 29 de agosto, día en que volvemos a la anodina y gris vida habitual de cada año. Espero que os cuideis estos dias y nos volvamos a leer todos.

Yo, de momento, por lo único que padezco es por la colada, que ya estaba medio seca y se ha puesto a caer un tormentón que me la está dejando buena. Espero que las pinzas aguanten. Me veo rescatando los pantalones con una caña de pescar de la terraza de la vecina de abajo.

Pero vaya...paciencia....¡Que son vacaciones! :-D

Besazos y abrazotes, y pasad un buen verano!